MERCADO INMOBILIARIO

Nueva ley protege a los inquilinos en Nueva York

El estado de Nueva York aprobó una ley que protege a las familias de bajos recursos de alquileres exorbitantes, un texto considerado histórico en medio de una creciente falta de viviendas a precios asequibles.

La votación, que puso fin a una larga batalla entre poderosos propietarios de bienes inmuebles y defensores del derecho a la vivienda, fue posible tras las elecciones de noviembre pasado, ya que los demócratas controlan desde entonces ambas cámaras del Congreso estatal.

“Los inquilinos han golpeado la puerta de Albany (la capital del estado de Nueva York, donde está el Congreso) durante décadas por las protecciones que merecen. Hemos estado con ellos, peleando por ellos con uñas y dientes, y ahora la espera ha llegado a su fin”, dijo el alcalde neoyorquino, Bill de Blasio, luego de un acuerdo sobre el proyecto de ley negociado la semana pasada.

El texto, que ya fue ratificado por el gobernador Andrew Cuomo, elimina reglas que han permitido a los propietarios de edificios aumentar el alquiler cuando un apartamento cambia de inquilino.

También impedirá que se cobre a nuevos inquilinos el costo de renovaciones extensas. Aunque los alquileres varían por barrio, el alquiler mensual para un apartamento promedio de dos dormitorios ha aumentado de mil 938 dólares en enero de 2011 a $2 mil 831 en 2019.

Edición Impresa