DISPUTA COMERCIAL

Optimismo prudente en negociaciones

Optimismo prudente en negociaciones
El presidente estadounidense, Donald Trump, acusó a Pekín de no cumplir sus compromisos.

Representantes chinos y estadounidenses se reunirán esta semana en China para nuevas negociaciones comerciales en las que los analistas no auguran, sin embargo, grandes avances.

+info

Pekín espera estirar guerra comercialTrump amenaza con desconocer estatus de ChinaReunión entre China y EU marca tregua

Las reuniones, previstas mañana y el miércoles, se celebrarán en Shangái y serán las primeras en cara a cara desde el fracaso en mayo de las últimas negociaciones, cuando el presidente estadounidense, Donald Trump, acusó a Pekín de no cumplir sus compromisos. Trump decidió entonces aumentar los aranceles a gran parte de los productos chinos importados.

China y Estados Unidos (EU) se aplican mutuamente aranceles por más de 360 mil millones de dólares de intercambios anuales.

Los líderes de los dos países acordaron sin embargo en junio hacer una tregua y volver a dialogar, aunque desde entonces no hubo grandes progresos.

“China aborda fundamentalmente esta cuestión bajo un ángulo puramente económico y quiere simplemente cerrar un acuerdo”, dijo Wang Chuanxing, un profesor de la universidad de Tongji, en Shanghái.

Pero Estados Unidos “intenta juntar los problemas comerciales con una rivalidad estratégica”, añade. Trump irritó a Pekín en mayo cuando puso al gigante tecnológico chino Huawei en una lista negra argumentando razones de seguridad. Ahora “el punto en común es que las dos partes quieren llegar a un acuerdo. Eso es muy importante”, dice Wang.

La reanudación del diálogo está considerada como un paso en la buena dirección y la elección de Shangái, capital económica de China, también es simbólica.

Edición Impresa