APUNTES TURíSTICOS

Panamá sí ganó en el Mundial

Por todos es conocido el efecto multiplicador que dejamos en Rusia, primero los jugadores y luego los aficionados panameños que apoyaron a su equipo, mostrando una alegría y un entusiasmo que emocionaba a todos a su alrededor. Más allá de los resultados en el campo, Panamá ganó titulares en medios de comunicación, y en las redes sociales que resonaron en todo el mundo y sin lugar a duda lograron mejores resultados que cualquier campaña de promoción turística.

Siempre lo he dicho, cada panameño es el mejor anfitrión a través de la cortesía, el buen servicio, la amabilidad. Es hora de que nos quitemos esos prejuicios de que el panameño es grosero y no está hecho para servir a los demás. Las imágenes de alegría, de convivencia y de cultura que mostraron nuestros compatriotas deben ser replicadas en el país.

No solo es recoger la basura en los estadios, sino en las calles o en lugares turísticos. Más allá de quién es el responsable, todos debemos velar por mantener más limpio nuestro país.

Los miles de panameños dejaron una semilla que ahora esperamos que germine, no solo en Rusia, sino en aquellos países que vieron una muestra de nuestra alegría. Esta es una llama que no debemos dejar que se apague, por lo que se debe organizar a través de las redes sociales una campaña institucional del país mostrando vistas impresionantes, fotos con vida y esplendor para empezar a crear ese cambio de mentalidad que motive visitar nuestro país. Panamá lo tiene todo para que el turista pueda disfrutar, vivir una realidad diferente de experiencias.

Todos los que viajaron a Rusia pudieron percatarse de la importancia de los valores, de la cultura, de las responsabilidades y de la importancia de ser grandes; el cambio fue significativo y espero sepamos aplicar algunas buenas experiencias, siempre pensando que este país es de todos y que nuestros gobernantes entiendan que su responsabilidad es servir al pueblo creando las mejores condiciones de vida con honestidad, buenas costumbres y responsabilidad.

El panameño tiene en sus manos el enorme compromiso de promover la honestidad y los valores humanos como carta de presentación para empezar a borrar toda esa mala imagen que llevamos sobre nuestros hombros para que el mundo entero se entere de que Panamá es mucho más que unos simples papeles.

El autor es operador turístico

Edición Impresa