ENERGíA

Pekín se aleja de combustibles fósiles

La participación de China en la energía hidroeléctrica, nuclear, eólica y solar aumentará este año, según Moody’s Investors Service.

La capacidad instalada de combustibles no fósiles subirá a 38% en 2017 frente a 35% un año antes, según un informe de Moody’s.

Dos cuartas partes de la capacidad podrían provenir de fuentes de emisiones bajas en 2020. El emisor de carbono más grande del mundo está buscando más energía limpia para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero que calientan la atmósfera de la Tierra.

China dijo a principios de este año que planea invertir 385 mil millones de dólares en energía renovable hasta 2020. Esperamos que el entorno operativo favorable continúe impulsando el crecimiento del sector en los próximos cinco años, a pesar de que la industria enfrenta desafíos de capacidad ociosa y excesiva dependencia en los subsidios gubernamentales, dijo Moody’s. Se espera que los precios de la energía eólica y solar bajen a corto plazo.

Edición Impresa