AUTOMOCIóN

Planes de Ford, pendientes de asuntos comerciales de EU

Planes de Ford, pendientes de asuntos comerciales de EU
Planes de Ford, pendientes de asuntos comerciales de EU

Ford Motor Co. quiere que el gobierno de Donald Trump resuelva algunos problemas comerciales que enfrenta Estados Unidos (EU), como la guerra comercial con China y una revisión finalizada del acuerdo comercial de América del Norte, para poder elaborar planes de manera efectiva, dijeron altos ejecutivos ayer.

Representantes comerciales estadounidenses están negociando un nuevo pacto con China, con la esperanza de poder evitar la imposición de nuevos aranceles, mientras que el nuevo acuerdo comercial regional con Canadá y México necesita aún la aprobación del Congreso.

Funcionarios estadounidenses están evaluando también medidas de seguridad nacional denominadas “Sección 232”, que han provocado una disputa centrada en los aranceles impuestos al acero y al aluminio.

“Hay muchos asuntos sin resolver ahora mismo”, dijo el presidente ejecutivo del directorio de Ford, Bill Ford Jr., a Reuters, con ocasión del Salón del Automóvil de Detroit.

“Es algo que deseamos realmente por los plazos de fabricación que tienen nuestros productos. Ahora mismo no tenemos eso”.

La automotriz indicó que siente que sus opiniones están siendo escuchadas por el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, aunque no tiene idea de cuándo se resolverán estos asuntos.

Agregó que quiere que los funcionarios comerciales se tomen el tiempo necesario para lograr un buen acuerdo.

El presidente ejecutivo de Ford, Jim Hackett, dijo con anterioridad a la prensa que el nuevo acuerdo comercial norteamericano funcionará para todos, pero debe ser aprobado por el Congreso.

“El comercio es mejor para todos cuando se hace en un estado de equilibrio”, afirmó, agregando que las conversaciones actuales con China han sido más bien una toma de posición, pero que ahora parece que hay un acuerdo a la vista.

Hackett señaló que Ford necesita invertir en nuevas tecnologías, tanto en autos eléctricos como de manejo autónomo, así como reestructurar sus operaciones globales para operar de manera más eficiente, mientras mantiene fuerte su balance general y la “certeza” en su dividendo.

Edición Impresa