IMPUESTO

Pocos meses para deducir gasto escolar

Pocos meses para deducir gasto escolar
Pocos meses para deducir gasto escolar

La deducción del impuesto sobre la renta sobre los gastos de educación particular que realicen los padres de familia en los costos de matrícula, mensualidad, útiles, uniforme y transporte escolar, se comenzará a aplicar en el primer trimestre del próximo año.

El 15 de marzo de 2020 es la fecha tope que tendrán los padres y acudientes, con hijos en escuelas de educación particular básica, premedia y media para deducir del impuesto sobre la renta los gastos escolares incurridos durante este año.

Los acudientes deberán presentar, en su declaración de renta de 2020, todos los gastos educativos en los que han incurrido en 2019, incluyendo la matrícula del próximo año electivo.

Frecuentemente, en el mes de octubre, la mayoría de las escuelas particulares del país informan a los padres de familia que deben pagar la matrícula del año escolar por venir para asegurar un cupo. De allí que también se considere este gasto.

“Los padres y acudientes deben guardar esta factura y todos los documentos correspondientes al pago de mensualidades del año, los gastos de transporte colegial y también las facturas por los útiles escolares, para poder declarar sus impuestos en el primer trimestre de 2020”. explicó Javier Mitre, profesor de derecho tributario.

La reglamentación sobre los mecanismos para acceder a la deducción de gastos escolares se establece conforme a la Ley 37 de junio de 2018. La deducción máxima por cada dependiente o estudiante será de $3 mil 600 al año.

Con esta medida, los padres de familia tomarán un respiro ante el asfixiante incremento en la matrícula y en la cuota anual de hasta $550 en algunas escuelas particulares, para el período escolar 2020, según reporta un boletín de la Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia.

“Por primera vez, el Estado está reconociendo y mitigando los gastos que hacen los padres de familia en la educación privada, que de una manera u otra entra a suplir ese servicio que el Estado debería brindar en la educación pública” dijo Mitre.

La deducción se aplica a los gastos del año anteriormente correspondiente a la declaración, es decir, el acudiente que paga la matrícula total correspondiente al 2020, se le deduce la totalidad. Sin embargo, el que solo hace un abono, solo se le deducirá el monto por el pago realizado.

Las facturas fiscales deberán tener el nombre de la compañía, número RUC, dígito verificador, número de Dirección General de Ingresos, dirección y nombre de la persona que compra (no del hijo o dependiente, ya que no es quien declara renta). El documento debe cumplir con todos los requisitos de ley de una factura.

En 2020, cuando el padre de familia presente sus declaraciones de renta debe llenar los renglones correspondientes del formulario, indicar el total de los gastos incurridos y adicional presentar una solicitud de devolución con la cual debe acompañar las facturas.

A este beneficio pueden aplicar los trabajadores asalariados que paguen impuesto sobre la renta. De esta manera quedan por fuera quienes reciben ingresos menores a $800 mensuales y que ya están exentos del pago impositivo.

Para que se le reconozca esta deducción, el asalariado está obligado a presentar una declaración de renta jurada, señala Mitre.

En el caso particular del trabajador independiente, tienen que tener una certeza de su contabilidad, a fin de determinar que al año superen el mínimo de los $11 mil de renta neta gravable.

Esto le ayudará a determinar que ya es un candidato que aplica a la deducción por gastos escolares. Tiene que ordenar, a través de una contabilidad, los ingresos que le permitan llegar a esta deducción .

Edición Impresa