RECAUDACIÓN FISCAL

Prevén $200 millones en retención de impuesto

Prevén $200 millones en retención de impuesto
Infografía

La Dirección General de Ingresos (DGI) prevé recaudar hasta $200 millones este año, producto del mecanismo de retención de impuesto de inmuebles que se hará a través de los bancos, financieras y cooperativas.

Se trata de un método que aplicará la DGI para recaudar el impuesto de inmuebles a los nuevos financiamientos hipotecarios o en los bienes que no constituyan patrimonio familiar tributario o vivienda principal.

La retención del impuesto de inmuebles comienza a regir inmediatamente se publique en Gaceta Oficial la resolución que autoriza este mecanismo o alternativa que, según la DGI, “busca facilitar al contribuyente el pago y evitar recargos e intereses ante deudas incumplidas”.

De acuerdo con la institución, esta publicación se debe hacer en los próximos días. La retención del impuesto de inmuebles se debió aplicar a partir del 1 de enero, pero se pospuso para que los agentes de retención adaptaran sus sistemas contables.

Con este método, los agentes económicos que otorgan las hipotecas son los que recolectan el impuesto para, después, trasladarlo a la DGI.

Los bancos, financieras y cooperativas tendrán hasta el 31 de agosto como fecha límite para retener el impuesto de inmuebles correspondiente al primer y segundo cuatrimestre de este año.

“No es un impuesto nuevo, sino un mecanismo de recaudación que consiste en la retención del impuesto de inmuebles”.


Luis González, encargado del departamento jurídico de la DGI.

Por cada cuatrimestre se estima que se hará una recaudación de hasta $60 millones, según la DGI.

Los agentes de retención deben enviar al Tesoro Nacional el monto retenido hasta 10 días después de la fecha tope establecida para cada cuatrimestre.

Los plazos de pago de este impuesto se fijan hasta el 30 de abril para el primer cuatrimestre; hasta el 31 de agosto para el segundo cuatrimestre; y hasta el 31 de diciembre de cada año, para el tercer cuatrimestre.

En tanto, la retención del impuesto de las viviendas preexistentes y los bienes comerciales se fijó para fin de año.

El impuesto de inmuebles existe desde la década de 1950, pero lo que se ha hecho es ofrecer esta alternativa de retención para facilitar la recaudación y el compromiso de los contribuyentes, según la entidad.

“El mecanismo busca facilitar, acelerar y asegurar un mayor cumplimiento tributario en el recaudo del impuesto de inmuebles”.


Rafael Brown, asesor de la DGI.

Para que se aplique este mecanismo el contribuyente debe autorizar el uso de una cuenta bancaria o abrir una nueva.

Igualmente, los contribuyentes pueden utilizar los otros mecanismos para el pago de este impuesto como los bancos autorizados, a través de banca en línea o en las cajas de la DGI a nivel nacional, con efectivo, cheques certificados y tarjetas de crédito o débito.

Beneficios de la ley

Con la Ley 66 del 17 de octubre de 2017 se comenzó a aplicar la nueva tasa de impuesto de inmuebles para todos los contribuyentes a partir del 1 de enero de 2019.

La legislación anterior establecía que el impuesto era de 2.1%, pero con la nueva regulación se elaboraron dos tablas de cobro con un impuesto inferior.

Los bienes con un valor de hasta $120 mil que sean registrados como vivienda principal o patrimonio familiar tributario no pagarán impuesto de inmuebles y de $120 mil hasta $700 mil se les aplica una tasa de 0.5%. Los bienes inmuebles comerciales, industriales y otras residencias o terreno están exoneradas de este impuesto hasta $30 mil. Los bienes con valores por arriba de $30 mil y hasta $250 mil se les aplica una tasa de 0.6%.

“A raíz de la publicación de la Ley 66 se han presentado decenas de contribuyentes para solicitar el beneficio de patrimonio familiar”, informó Luis González, encargado del departamento jurídico de la DGI.

Al final es el contribuyente el que sabe si le aplica el beneficio fiscal para solicitarlo según el valor de su propiedad, dijo González.

La DGI está levantando una base de datos en conjunto con la información de los bancos para poder saber cuáles son los contribuyentes que son sujetos del beneficio fiscal o que deben pagar este impuesto.

Se busca generar una cultura de pago de impuestos porque hay muchos propietarios de bienes que nunca han hecho una gestión para conocer cuándo es sujeto de pago de impuesto, explicó Andrés Sánchez, jefe de la sección de Inmuebles de la DGI. Hay muchos casos de propietarios que han generado un acumulado de deuda de impuesto de inmuebles por no tener información o acercarse a la institución, añadió.

Al establecer este mecanismo de retención del impuesto también se busca que haya una relación actualizada entre los contribuyentes y los agentes retenedores, de manera que estén actualizados de los pagos que deben hacer cada año.

Además de cumplir con este compromiso, los contribuyentes deben estar al día en el pago del impuesto para obtener el paz y salvo. Este requisito es exigido por el Registro Público para inscribir la venta o donación de un bien inmueble.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL