SEQUÍA

Prevén menos precipitaciones

Prevén menos precipitaciones
Prevén menos precipitaciones

Este año lloverá menos de lo normal entre abril, mayo y junio, debido a la posible extensión del fenómeno atmosférico de El Niño, hasta octubre.

+info

‘La crisis de agua en época seca se acaba con planificación’Canal ajusta el calado a 45 pies$15 millones destina el Idaan para enfrentar fenómeno de El Niño

Se esperan períodos de 3 o 4 días con lluvias y luego, de 5 a 10 días consecutivos sin precipitaciones, según un pronóstico de Hidrometeorología de la Empresa de Transmisión Eléctrica, S.A. (Etesa)

La temporada lluviosa en el país, normalmente comienza a finales de abril e inicios de mayo. Este año no será la excepción, sin embargo, las lluvias serán irregulares desde el punto de vista de su distribución espacial y temporal, explicó Alcelys Lau, gerente de Climatología de Etesa.

La situación es alarmante al ser el agua el activo más importante del país para las actividades agropecuarias, el consumo humano y las operaciones del Canal de Panamá. No estar preparados es lamentable, señalan especialistas.

Cambio climático

El fenómeno atmosférico de El Niño provoca sequías en la zona del Pacífico y un exceso de lluvias en la vertiente del Caribe, calienta las aguas del océano Pacífico tropical y con su presencia se afectan los cultivos agrícolas, la ganadería y la pesca. Además, aumentan las probabilidades de incendios forestales.



Hasta ayer, el lago Gatún estaba en 1.18 metros por debajo del nivel esperado para esta fecha, mientras el Alajuela se situaba en 2.5 metros menos del nivel que debería tener.

“Este es un fenómeno recurrente y ya deberíamos estar preparados para estas contingencias. Hay que hacer cosechas de agua y reservorios estratégicos para poder sortear estos períodos atípicos de lluvias”, asegura Gerardo Escudero, representante del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA).

En 2016, el fenómeno de El Niño dejó pérdidas por aproximadamente $40 millones al Canal de Panamá y más de $100 millones en el sector agropecuario.

“El efecto es inmediato, conocido y debemos comenzar a prevenir. Nunca es tarde, porque la alimentación es una demanda de todos los días y todo el año y tenemos que prepararnos para estas eventualidades”, dijo el vocero de IICA.

Según Etesa, hay probabilidades mayores de 70% de que el fenómeno de El Niño se extienda para el período de abril a junio y 50% para el período de agosto a octubre. Las proyecciones indican que el mes con menos precipitaciones será junio, mientras que la región más afectada podría ser Azuero.

En tanto, la categoría para El Niño de este año, es de débil a moderado. Sin embargo, este no es un indicativo para determinar su impacto en el sector agrícola, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). “No hay una evidencia científica entre la intensidad de los fenómenos como la clasifican los meteorólogos y los impactos en la agricultura. Hemos tenido eventos débiles en el pasado en Centroamérica y han creado grandes pérdidas en la agricultura”, dijo Óscar Rojas, oficial de Recursos Naturales de la FAO.

Todo va a depender del momento en que El Niño inicie su intensidad. En este momento, el impacto del fenómeno se registra no solo en el arco seco panameño (Capira- Panamá Oeste y las provincias de Coclé, Herrera, Los Santos y el sur de Veraguas), sino también la parte que alimenta las aguas del Canal de Panamá, dijo el vocero de la FAO. Este es el inicio de un período que se estima será el más seco de los últimos años.

Edición Impresa