DEUDA PúBLICA

Prima de riesgo está en mínimos

Prima de riesgo está en mínimos
Prima de riesgo está en mínimos

El nivel de riesgo de los títulos de deuda de Panamá está en los niveles más bajos de la historia.

El Embig (siglas en inglés para el índice de bonos de los mercados emergentes) mide los retornos financieros de los títulos de deuda pública del país respecto a los instrumentos de referencia de Estados Unidos, que son considerados libres de riesgo. Dicho de otro modo, muestra la prima que los inversionistas requieren para adquirir deuda con niveles de riesgo superiores a la de la potencia estadounidense.

Cuanto mayor es la percepción de riesgo de un título, mayor es el rendimiento que exigirán los mercados. Por el contrario, si la percepción de riesgo de un título baja, también lo hará la prima.

En los últimos años, el diferencial de Panamá ha seguido una tendencia descendente. Tanto, que a comienzos de este 2018 llegó a bajar de los 100 puntos básicos y se ubicó como el menor de América Latina, por debajo de países con mejor nivel de calificación de riesgo, como Perú (122 puntos básicos) y México (237 puntos básicos). También fue mejor el diferencial de Panamá que el de Chile, la economía con mejor calificación de riesgo de América Latina, algo que fue destacado por la agencia Bloomberg. “Si usted tuviera que mencionar el país que los inversores de bonos consideran como el mejor crédito de toda América Latina, qué diría?”, planteó la agencia de noticias para luego ir descartando como posibles respuestas a Chile, México, Perú y Colombia. “La respuesta resulta no ser ninguno de los sospechosos habituales. Es la pequeña Panamá, hogar de 4 millones de habitantes, pero también de una economía creciente”.

Prima de riesgo está en mínimos
Prima de riesgo está en mínimos

La Dirección de Financiamiento Público del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) explicó a este diario que “la narrativa de crédito de la República ha venido mejorando conforme se ha ido implementando la consolidación fiscal, la entrada en operaciones de la ampliación del Canal de Panamá, el sólido crecimiento y la alta demanda por instrumentos de deuda de mercados emergentes estables han favorecido el apetito de los inversionistas por nuestros instrumentos”.

Para el Estado, una reducción en el diferencial y en la percepción de riesgo se traduce en un abaratamiento de los costos de financiamiento. “Esto se ve directamente reflejado en la estructura de precios de los bonos internacionales... De igual forma, la prima por nueva emisión se vería reducida por el menor riesgo que presenta el crédito soberano”, señaló la Dirección de Financiamiento Público.

Consultados sobre si se aprovechará este momento para hacer una emisión de deuda y cubrir las necesidades de este año, el MEF contestó, sin ofrecer muchas pistas, que “nuestras emisiones en el mercado local e internacional, tanto en tamaño como en tenor, van en función de las necesidades que tenga la caja para la vigencia correspondiente”.

Edición Impresa