CONSTRUCCIóN

Promotoras y bancos, a prueba con nuevos modelos de financiamiento

Promotoras y bancos, a prueba con nuevos modelos de financiamiento
Promotoras y bancos, a prueba con nuevos modelos de financiamiento

El creciente inventario de viviendas y la disminución en la capacidad adquisitiva de los clientes ha hecho que las promotoras, junto a los bancos, innoven con modelos de financiamiento y hagan movimientos tácticos para levantar las ventas.

Ofrecen automóviles por la compra de una casa; bonos de entre $1,000 y $5,000 para equipar cocinas con línea blanca; bonos de 5% sobre el valor de la residencia para trabajadores asalariados y 10% para los independientes.

También están las inmobiliarias que otorgan 10% de descuento sobre el valor de la vivienda si la entrega es inmediata. Y cuando el proyecto no está terminado, entonces el descuento es del 5%.

Prometen cubrir los gastos notariales y utilizan el esquema de alquiler para que este pago transitorio se convierta en el abono inicial de la compra de la casa, si el cliente tiene la carta promesa del banco que otorgará la hipoteca.

Hay una promotora que incluso oferta rebajas de hasta $30,000, una vez el pago del apartamento (con un valor de $247,000), sea desembolsado por el banco.

Las maniobras tienen el fin de darle oxígeno a las empresas asfixiadas con el inventarios de aproximadamente 3 mil viviendas, según las cifras que maneja el Consejo Nacional de Promotores de Viviendas (Convivienda).

El exceso de viviendas construidas y sin vender no ha dejado otro camino que ofrecer beneficios al consumidor. La feria inmobiliaria será un buen termómetro para el sector.



“Las cifras del inventario disponible podrían duplicarse si contamos a otros promotores que están fuera del gremio y los locales comerciales”, dijo Elisa Suárez de Gómez, directora ejecutiva de Convivienda.

Por primera vez, en muchos años, el sector está en temporada de descuento, aunque muchos consumidores siguen considerando que los precios son inalcanzables.

Pese a la sobreoferta inmobiliaria que hay en el mercado, se quejan de la falta de viviendas al alcance de la población de ingresos bajos y medios en la ciudad capital.

En la feria inmobiliaria Capac Expo Hábitat 2019, que termina hoy, el rango promedio de comercialización para un apartamento de dos habitaciones, dos baños, sala, comedor y cocina en la ciudad de Panamá, es de entre $160,000 y $200,000.

El precio por metro cuadrado puede estar entre $1,500 y $2,500, dependiendo del área.

“La oferta inmobiliaria en la ciudad de Panamá está dirigida fundamentalmente a la clase alta. No hay proyectos accesibles, con espacios dignos, para personas de clase media o profesional”, asegura Giovani Fletcher, de la Unión Nacional de Consumidores y Usuarios de la República de Panamá.

Se espera que el proyecto de ley que amplía el rango de interés preferencial agilice la venta de propiedades, beneficiando a los consumidores con tasas más bajas, lo que hace viable el pago mensual de sus hipotecas.

El proyecto que expande el rango del interés de $120,000 a $180,000 se mantiene en segundo debate en la Asamblea Nacional.

Los bancos, por su parte, otorgan financiamientos de entre 95% y 98% del valor de la vivienda, cuando en el pasado exigían el 10% de abono inicial.

Edición Impresa