COMBUSTIBLE

Pronóstico petrolero incierto: Equinor

Pronóstico petrolero incierto: Equinor
Pronóstico petrolero incierto: Equinor

Para encontrar evidencia sobre lo difícil que se ha vuelto predecir el aumento de la demanda del petróleo a largo plazo, basta observar el último pronóstico de Equinor ASA.

El consumo mundial de crudo estará en un rango de 52 millones a 118 millones de barriles diarios en 2050, en comparación con los 99 millones registrados en 2018, según la compañía de energía estatal noruega.

Cae precio del barril Londres y Nueva York

El petróleo bajó ayer derribado por la destitución del consejero nacional de seguridad nacional de Estados Unidos John Bolton; un partidario de aplicar mano dura contra Irán. El barril de Brent para entrega en noviembre cedió 0.3% a $62.38 en el mercado de Londres, mientras que en Nueva York el WTI para octubre se replegó 0.8% y quedó en $57.40.



“Este es un pronóstico terrible de un economista jefe en una conferencia de energía”, dijo Eirik Wærness, vicepresidente senior y economista jefe de Equinor, en un discurso en la Conferencia de Asia Pacífico sobre el petróleo en Singapur. Se ha vuelto “absolutamente imposible” hacer predicciones debido a la falta de claridad a corto y largo plazo, dijo.

La rapidez con la que avanzan los vehículos eléctricos, lo que sucede con el cambio climático y la forma en que responden los gobiernos y los consumidores son algunas de las grandes preguntas para las próximas décadas, dijo Wærness.

En el corto plazo, la implementación de las normas de combustibles limpios para uso marítimo de la OMI 2020 desde el próximo año también está causando cierta incertidumbre, dijo.

No solo Equinor está incómodo por estos problemas. Las palancas que suben y bajan los precios del crudo han alcanzado niveles de incertidumbre “en algunos casos sin precedentes”, dijo Giovanni Serio, jefe global de investigación en Vitol Group, el mayor comerciante petrolero independiente del mundo.

La medida en que prevalezca la energía renovable en el sector del transporte será crucial para determinar dónde llegará la demanda de petróleo en 2050, dijo Wærness. Si dominan las energías renovables, la demanda de petróleo estará en el extremo inferior del rango.

Sin embargo, si el cambio no se realiza por completo, el uso del crudo, particularmente en las economías asiáticas de mercados emergentes, podría aumentar en casi un 20%, dijo.

Edición Impresa