LA ISLA ‘BANDERA’.LA MEGA INVERSIóN TURíSTICA PODRÍA IRSE.

Proyecto en busca de ‘luz verde’

Proyecto en busca de ‘luz verde’
Carlos Llamas

"Si a nosotros no nos dan luz verde, no podemos seguir gastando dinero," dijo ayer el presidente de Panamarina Pacific, Carlos Llamas, quien lidera el proyecto turístico promovido por inversionistas españoles y franceses para hacer una isla en forma de la bandera panameña.

El proyecto se ubicaría en una plataforma construida en el mar, a 3 mil metros de la costa de Veracruz, por un costo de 2 mil 500 millones de dólares, de los cuales ya se han invertido dos millones 800 mil dólares en los últimos tres años, según señaló Llamas.

El empresario español lamenta que, hasta hoy, el Gobierno no haya dado señales de que el magno proyecto sea aprobado y que una permuta que incluye 230 millones de dólares destinados a resolver el problema de transporte y 70 millones para desarrollo social en el pueblo de Veracruz no haya resultado en una respuesta concreta. "Todavía estamos a la espera de que nos digan si realmente el proyecto va".

La directora de la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), Ligia Castro, dijo que la firma aún no ha presentado un Estudio de Impacto Ambiental de Categoría III, el cual involucra proyectos que puedan tener un alto impacto, y que todavía falta la aprobación de otras autoridades, como la Autoridad Marítima de Panamá (AMP).

Llamas señaló que el estudio de impacto ambiental tiene un costo de 300 mil dólares y que en lo que va del trayecto, no piensan gastar más sin antes tener un documento legal que garantice la viabilidad jurídica del proyecto.

El empresario adelantó que, hasta el momento, lo que sí se ha hecho es un estudio de prefactibilidad técnica, que confirma que el proyecto es ambientalmente viable.

El responsable del estudio de prefactibilidad técnica, el arquitecto urbanístico Tomás Sosa, aseguró que este toma en cuenta aspectos urbanísticos, sociológicos, demográficos, parte técnica constructiva y posibles efectos ambientales y se concluyó que el proyecto es viable y los posibles impactos son "relativamente bajos".

"Yo no he previsto un problema", adelantó el administrador de la AMP, Fernando Solorzano, "y ellos están avanzando bastante bien sobre esto".

No obstante, señaló, hasta que no se complete la documentación, las entidades que deben dar su aprobación no podrán hacerlo.

Edición Impresa