SERVICIOS FINANCIEROS

Recortan cerca de 60 mil empleos del sector bancario

Recortan cerca de 60 mil empleos del sector bancario
Recortan cerca de 60 mil empleos del sector bancario

Los recortes de empleos anunciados por la banca este año se aproximan a los 60,000, casi todos en Europa, donde las tasas de interés negativas y la desaceleración de la economía están llevando a los prestamistas, entre ellos el alemán Commerzbank AG, a intensificar los recortes de costes.

Commerzbank dijo la semana pasada que planea eliminar 4,300 puestos de trabajo, profundizando una reestructuración que comenzó hace tres años. Este anuncio eleva el total divulgado este año a aproximadamente 58,200, y aproximadamente el 90% de esos recortes tienen lugar en Europa.

Las cifras ponen de manifiesto la debilidad de la industria financiera europea, que tiene que lidiar con un mercado bancario fragmentado, una desaceleración del crecimiento económico y tasas negativas que han erosionado los ingresos de los préstamos durante cinco años. Las expectativas de que las tasas de interés comenzarían a subir se vieron frustradas este año cuando la guerra comercial entre Estados Unidos y China hizo mella en las exportaciones de la región y obligó al Banco Central Europeo a bajar las tasas aún más por debajo de cero.

Los bancos de Alemania, que depende más de las exportaciones que la mayoría de las principales economías, encabezan la lista de recortes de empleos. Deutsche Bank AG tiene previsto deshacerse de 18,000 trabajadores hasta finales de 2022, ante el repliegue de una gran parte de su negocio de banca de inversión. Los bancos de España, el Reino Unido y Francia también están recortando miles de posiciones para apuntalar la rentabilidad.

Pero no todo es pesimismo en la banca europea. Las empresas quieren aumentar la contratación para actualizar su tecnología y mejorar el cumplimiento de las normas.

Commerzbank, que tenía 41,486 empleados de tiempo completo para finales del año pasado, dice que planea sumar alrededor de 2,000 puestos en “áreas estratégicas” como parte de su reorganización.

El banco central de España redujo sus pronósticos de crecimiento económico, un reconocimiento de que incluso una de las economías de más rápido crecimiento de la eurozona no es inmune a la incertidumbre que se apodera de la economía global.

El Banco de España ahora espera una expansión de 2% este año, con una desaceleración adicional a 1.7% en 2020. Esto contrasta con las proyecciones de junio que eran de 2.4% y 1.9%.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL