INCERTIDUMBRE

Recorte de calificación agrava crisis de Argentina

Recorte de calificación agrava crisis de Argentina
Recorte de calificación agrava crisis de Argentina

Argentina fue degradada más profundamente en territorio basura por dos de las tres compañías de calificación más importantes, a medida que los mercados se preparan para un posible incumplimiento después de que la oposición populista obtuviera una victoria aplastante en las elecciones primarias del domingo.

Fitch Ratings recortó la calificación de Argentina como emisor a largo plazo en tres niveles a CCC desde B, con lo que el país sudamericano quedó a la par con Zambia y República del Congo. S&P bajó la calificación soberana del país de B a B- y le dio una perspectiva negativa.

Inversiones riesgosas

La caída de los activos de esta semana resultó en grandes pérdidas para algunos de los mayores administradores de dinero del mundo, que acumularon activos argentinos en busca de rendimiento.



La medida cierra una semana traumática para Argentina, en la que el peso cayó a un récord, el indicador de las acciones de referencia sufrió una de las peores desbandadas diarias en 70 años y el rendimiento de los bonos centenarios del país se disparó a un máximo histórico. S&P citó el perfil financiero vulnerable de Argentina y la caída de los precios de los activos después de las primarias.

Continúa la incertidumbre sobre la predisposición del sector privado a renovar la deuda del Estado y mantener los pesos, mientras que la depreciación profundiza las altas necesidades financieras del Gobierno, escribió la analista de S&P Lisa Schineller.

Al 31 de marzo, Argentina tenía $33 mil 700 millones en pagos de deuda en moneda extranjera a fin de año, la gran mayoría en letras del Tesoro a corto plazo o Letes.

Edición Impresa