COMBUSTIBLES TERMINADOS

Refinería se mantiene paralizada

Refinería se mantiene paralizada
La refinería es una las seis que posee Pemex en el país y tiene una capacidad para procesar 330 mil barriles por día.

La mayor refinería de la petrolera mexicana Pemex aún no ha comenzado a producir combustibles terminados tras arrancar operaciones el 30 de julio y su nivel de producción estará determinado por criterios de “rentabilidad”, dijo una fuente de la estatal.

La refinería Ing. Antonio Dovalí, ubicada en Salina Cruz, en el sureño estado Oaxaca, estuvo parada desde mediados de junio tras un incendio.

Es una las seis que posee Pemex en el país y tiene una capacidad para procesar 330 mil barriles por día, pero ha trabajado muy por debajo de ese nivel hace meses.

Aunque funcionarios de la empresa dijeron justo antes del arranque que la producción tomaría entre tres o cuatro días, aún no está claro cuándo la refinería comenzará a hacerlo con productos terminados, según la fuente, quien dijo que se ha demorado por lo complejo que fue el arranque.

Sobre las estimaciones del nivel de procesamiento de la refinería en el corto y mediano plazo, la fuente dijo que “va a depender de una decisión de carácter económico, considerando la rentabilidad”.

“Las plantas ya están prácticamente al 90%, están operando casi en su totalidad (...) Se están llenando los tanques de inventario de los productos base”, agregó.

Dijo que durante la parada Pemex aprovechó para adelantar un mantenimiento mayor programado para octubre. La refinería procesó un promedio de 87 mil 893 barriles por día (bpd) en junio y 199 mil 135 bpd en mayo.

Edición Impresa