RECURSO MARINO

Restringen captura de medusa ‘bola de cañón’

Restringen captura de medusa ‘bola de cañón’
Restringen captura de medusa ‘bola de cañón’

La Autoridad de los Recursos Acuáticos de Panamá (ARAP), a través de una resolución administrativa, regulará los permisos para la captura de la medusa “bola de cañón”.

El producto capturado en Panamá se exporta a China donde el invertebrado marino tiene una alta demanda en la cosmetología, en el sector farmacéutico y alimenticio.

Flor Torrijos, administradora de la ARAP, manifestó que en los primeros 100 días de gestión del Gobierno detectaron que esta especie marina es la principal fuente de alimento de la tortuga baula que está en peligro de extinción. Según la funcionaria, por capturar la medusa los pescadores ponen en riesgo la vida de la tortuga baula.

“Tenemos que parar la captura de la medusa por un tiempo porque hemos heredado algunos temas como este en el que, si se hizo un estudio, no lo hemos encontrado”, explicó Torrijos.

De las 30 licencias permitidas, según la resolución de 2017 de la ARAP, la pasada administración otorgó cinco. Ahora solo se emitirán hasta 10 licencias y se redujo el número de capturas mientras se desarrolla la investigación al respecto, dijo Torrijos.

En Panamá solo se permite la captura de la medusa “bola de cañón”, en el Golfo de Panamá, a lo largo de su línea de costa y a distancias no mayores de cinco millas náuticas de la costa.

Según la funcionaria también se revisarán las cinco licencias otorgadas a una misma empresa porque esta no ha cumplido con la información requerida por la ARAP. La empresa tiene permiso para operar en Aguadulce y Chitré, agregó.

En noviembre de 2017, cuando la ARAP aprobó la captura de esta especie marina, la comunidad científica advirtió de que en Panamá no existía algún estudio que demostrara el impacto al ecosistema marino.

Se sabe que entre los meses de febrero a agosto llegan a aguas panameñas asociadas a masas de aguas frías o corrientes de fondo, pero se desconoce si están en etapa de reproducción.

Edición Impresa