PRODUCCIóN

Rusia utilizará energía nuclear para extraer petróleo y gas

La primera central nuclear flotante del mundo, construida por Rusia, inició una travesía de 5 mil kilómetros por el Ártico, desde Múrmansk hacia el Extremo Oriente ruso, a pesar de los temores de los defensores ecologistas sobre las consecuencias para esta frágil región.

Destinado a alimentar el desarrollo de la producción de hidrocarburos en zonas sumamente aisladas, el “Akademik Lomonosov” zarpó de Múrmansk, puerto del Gran Norte ruso donde fue cargado con combustible nuclear, con destino a Pevek, pequeña ciudad de Siberia oriental, en el distrito autónomo de Chukotka.

El viaje debería durar entre cuatro y seis semanas, dependiendo del clima y de la calidad del hielo en el camino, aunque el Paso del Noreste -que une el océano Atlántico con el océano Pacífico bordeando la costa norte de Rusia- es cada vez más accesible debido al deshielo provocado por el calentamiento del planeta.

Edición Impresa