CONSUMO

Sacrificio porcino disminuyó 8.6% entre enero y julio

Sacrificio porcino disminuyó 8.6% entre enero y julio
Sacrificio porcino disminuyó 8.6% entre enero y julio

Los siete primeros meses del año no dejaron un balance favorable para el sacrificio porcino. Durante este periodo se sacrificaron 303 mil 790 animales, una caída de 8.6% en comparación con igual periodo del año pasado.

Solo en julio, el sacrificio porcino cayó 6.1%, la quinta disminución de forma consecutiva en el año. El único mes que cerró en positivo fue febrero, cuando se registró un alza marginal de 0.1%.

De los animales sacrificados, 155 mil 763 fueron hembras y 148 mil 027 machos.

Oswaldo Díaz, miembro de la junta directiva de la Asociación de Productores de Cerdos de Panamá y de la Asociación Nacional de Porcicultores, comentó que la actividad ha disminuido, en parte, debido a la salida de productores.

Los productores de carne de cerdo vienen luchando contra un incremento en las importaciones, altos costos de producción y de financiamiento.

Además, los productores han sacrificado más hembras que machos, reduciendo la capacidad de producir novillos, sumado al hecho de que el ciclo de reproducción (hasta que el animal llega al mercado) supera los 12 meses.

Aunque los productores proyectan que la tendencia negativa se mantendrá durante el tercer trimestre, esperan un crecimiento para el último tramo de 2019.

“Para los últimos meses del año siempre repunta la actividad, debido al mayor consumo por las fiestas de fin de año, y este incremento se mantendrá durante los primeros meses de 2020”, indicó Díaz.

Efecto dominó

La propagación de la peste porcina africana en China y Europa, que ha obligado al sacrificio de millones de animales, ha beneficiado a los productores locales.

Como China ha incrementado la importación de carne de cerdo, el precio a nivel internacional también ha subido. Esta combinación hizo que los productores nacionales solicitaran al Gobierno que se levantara la medida de salvaguarda que se implementó en abril pasado.

“Aun con bajos aranceles, en este momento no es atractivo importar carne de cerdo a Panamá, debido al alza de los precios internacionales”, explicó Díaz.

El Ministerio de Comercio e Industrias (MICI) había aplicado el mecanismo de salvaguarda agrícola, luego de que los importadores de carne de cerdo consumieron el pasado 2 de abril la totalidad de la cuota asignada para este año, cifra pactada bajo el tratado de promoción comercial (TPC) entre Panamá y Estados Unidos para 2019.

Este mecanismo se aplica a determinados productos cuando las importaciones han causado o representen una amenaza para la producción local.

Para 2019, la cuota del TPC establecía la compra de 2 mil 850 toneladas métricas de carne de cerdo libre de arancel.

Cuando los importadores alcanzaron este límite, podían adquirir este producto cárnico pagando un impuesto preferencial entre el 31% y 54.4%. Sin embargo, esta compra con el arancel preferencial, pactada en el TPC, no podía superar la cuota asignada en más de un 130%. Una vez se llegó a este rango, las autoridades ordenan la salvaguarda hasta el 31 de diciembre.

Foro

Establecer los mecanismos de protección para evitar la entrada de productos contaminados con la peste porcina africana a Latinoamerica será uno de los temas que se abordarán durante el VI Congreso Iberoamericano de Porcicultura que se hará en Panamá el 17 de septiembre. Se estima que unos mil productores iberoamericanos participarán en el congreso. Durante el evento se realizará la reunión de la organización denominada “The Global Framework for the Progressive Control of Transboundary Animal Diseases” (Gftads) que estará enfocado exclusivamente en el tema de la peste porcina africana.

Edición Impresa