TECNOLOGíA

Samsung saca provecho por recelo hacia firmas chinas

Samsung saca provecho por recelo hacia firmas chinas
La indemnización parece poco para lo que esperaba Apple que alegó en la Corte que esencialmente Samsung le c

Samsung Electronics está tomando un nuevo impulso en el mercado de infraestructura de red inalámbrica. Esta vez, la elección del momento del gigante de la electrónica de Corea del Sur podría ser la oportuna.

Las preocupaciones cada vez mayores en Europa y en otros países sobre dejar que las empresas chinas ZTE y Huawei Technologies ofrezcan componentes vitales de la quinta generación de redes celulares han coincidido con la ambición de Samsung de captar el 20% del mercado global de aquí al 2020.

En Estados Unidos, donde los proveedores chinos ya están prohibidos, Samsung ha logrado acuerdos por equipos 5G con tres de los cuatro principales operadores.

5G es una de varias tecnologías emergentes que el conglomerado destacó en agosto como objetivo de 25 billones de wones ($22 mil millones) en inversiones. Representa una nueva vía para el crecimiento a medida que las ventas de teléfonos inteligentes de Samsung siguen a la baja, el lucrativo negocio de semiconductores muestra signos de desaceleración y la competencia china en el mercado de las pantallas se endurece.

Chips y ‘smartphones’

La compañía coreana, que lidera el mundo de los chips de memoria y los teléfonos inteligentes, cree que un punto de venta clave es una cadena de producción más integrada y mejor controlada, lo que disminuye su dependencia de proveedores externos y mejora la seguridad general de su oferta.

Al igual que Huawei, Samsung compite por un lugar en la mesa a medida que se despliega la red 5G en todo el mundo, una tecnología que dará forma a la internet móvil y alimentará una gran cantidad de dispositivos, desde electrodomésticos hasta automóviles.

Luego de que una década de consolidación redujera a unos pocos la cantidad de proveedores de equipos inalámbricos importantes, los operadores en los países que cierran las puertas a los proveedores chinos podrían enfrentar una situación similar a la de Estados Unidos, con solo dos grandes proveedores a los que acudir: Ericsson, de Suecia, y Nokia, de Finlandia, además del contendiente Samsung.

“Realmente hay muy pocas opciones cuando se trata de proveedores de redes de acceso de radio a gran escala en el mercado estadounidense, por lo que los operadores están buscando opciones”, señaló Alok Shah, vicepresidente de estrategia de redes de Samsung. “Están buscando competitividad y compañías que les brinden innovación“, indicó.

Edición Impresa