TELéFONOS INTELIGENTES

Samsung vuelve a la carga con el S9

Samsung vuelve a la carga con el S9
Samsung vuelve a la carga con el S9

Samsung Electronics Co. fue el centro de atención en el Mobile World Congress de Barcelona mediante la presentación de su último teléfono insignia: el Galaxy S9.

El gigante de la tecnología con sede en Corea del Sur confía en nuevas características como emojis basados en la realidad aumentada, actualizaciones de cámaras y parlantes estéreo con un diseño similar al modelo del año pasado, para enfrentarse al iPhone X de Apple Inc.

También quiere calmar las preocupaciones sobre una posible desaceleración de su negocio de componentes y la capacidad del vicepresidente Jay Y. Lee para administrar la empresa tras sus problemas legales.

El S9 tiene tanta visibilidad que Samsung tiene que seguir promocionándolo enérgicamente, dijo Bryan Ma, vicepresidente de investigación de dispositivos del grupo de análisis tecnológico International Data Corp.

Mi preocupación, sin embargo, es que el producto parece ser un simple conjunto de mejoras en lugar de incluir algo que lo diferencie significativamente.

Cerca de mil 500 personas se presentaron para ver el lanzamiento alrededor de un escenario rodeado de pantallas. En las demostraciones, los ejecutivos de Samsung se centraron en cómo la cámara, cuando se combina con el asistente inteligente Bixby –su característica más distintiva– le permite al usuario traducir un menú de restaurante, probar maquillaje y hacer emojis que se parecen a su cara. También reconoce las comidas para registrar calorías en la aplicación de salud de Samsung.

La cámara será un componente importante para contribuir a que el S9 se destaque del iPhone X de Apple, dijo el director de Marketing de Samsung, David Lowes.

A menudo es la característica número 1 que las personas consideran. Lo que podría ser un verdadero elemento diferenciador es la inteligencia que respalda la cámara.

Si bien Samsung desafía la función Animoji del iPhone X con su versión, la compañía no está luchando contra el nuevo diseño de Apple.

Edición Impresa