TRATADO COMERCIAL DEL NORTE

Socios retoman negociaciones

Socios retoman negociaciones
Socios retoman negociaciones

Negociadores de México, Estados Unidos y Canadá se reunieron ayer para intentar reducir desacuerdos en torno a la modernización del Tlcan, en medio de renovadas señales de tensión entre México y el presidente estadounidense Donald Trump sobre su planeado muro fronterizo.

Los equipos comerciales de los tres países iniciaron una séptima ronda de conversaciones con el objetivo de finalizar los capítulos menos polémicos del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Tlcan) a fin de allanar el camino para un avance sobre los temas más complejos.

Aun así, con la elección presidencial que se avecina en México en julio y las elecciones de mitad de período en Estados Unidos en noviembre, las negociaciones corren un riesgo cada vez mayor de politizarse.

Los negociadores confían en que los obstáculos menores se eliminarán gradualmente. Sin embargo, las discusiones se han empañado nuevamente por el muro fronterizo que Trump insiste México debe pagar para alejar a los inmigrantes ilegales.

México ha rechazado sistemáticamente pagar el muro, y su gobierno esperaba organizar una reunión entre el presidente Enrique Peña Nieto y Trump en las próximas semanas. Sin embargo, un funcionario estadounidense de alto rango dijo el fin de semana que el plan se había pospuesto después de una llamada telefónica entre los dos mandatarios.

Los negociadores comerciales se han acostumbrado a esas distracciones, sin embargo, las conversaciones se centran cada vez más en las demandas estadounidenses que funcionarios aseguran solo se pueden resolver al más alto nivel político.

Las conversaciones para modernizar el Tlcan se lanzaron el año pasado, luego de que Trump dijera que el pacto comercial vigente desde 1994 debería revisarse para favorecer mejor los intereses estadounidenses o que Washington se retiraría.

Edición Impresa