COMPETITIVIDAD

Tecnología, llave para mejorar pago de impuestos

Tecnología, llave para mejorar pago de impuestos
Tecnología, llave para mejorar pago de impuestos

Un mayor desarrollo de la tecnología por parte de las autoridades fiscales sería una herramienta para facilitar el cumplimiento fiscal de los contribuyentes. La idea figura en un reciente  reporte del Banco Mundial y la consultora PwC titulado “Pagando impuestos”, que compara la fiscalidad de las empresas en 190 países y toma como referencia los datos del Doing Business 2019.

Panamá registró una mejora en comparación al año anterior, aunque todavía califica entre los países con bajo desempeño. En el ranking de este año ocupó la posición 174 entre los 190 países, mientras que en la edición anterior cayó a la posición 180.

El ascenso es consecuencia de la mejora en los pagos de impuestos en línea. El informe señala que en 2017 el impuesto sobre la renta de empresas, el impuesto de inmuebles y el impuesto sobre transferencia de bienes muebles y servicios (Itbms) pueden ser pagados electrónicamente. No obstante, el estudio también destaca que aunque el pago online está disponible no es ampliamente utilizado por los contribuyentes.

La clasificación se elabora teniendo en cuenta, entre otros factores, el número de pagos que hay que hacer al año y el tiempo que toma a las empresas cumplir con esta obligación.

En el caso de Panamá, el estudio señala que las empresas destinan anualmente 408 horas a la tarea de pagar impuestos (un año antes eran 417) para hacer un total de 36 pagos (contra 52 del ejercicio anterior). La mayor implementación de la tecnología, por lo tanto, ha servido para mejorar el servicio, aunque, según el estudio, en el caso panameño preparar y rellenar las devoluciones de impuestos consumen todavía mucho tiempo.

Andrew Packman, líder de Transparencia Fiscal y Contribución Fiscal Total de PwC, es citado en el reporte señalando que “cuando la nueva tecnología es implementada estratégicamente, puede impulsar considerables rendimientos tanto para las autoridades fiscales como para los negocios”.

Además, destacó que “las mejoras a los sistemas fiscales no llegan únicamente de la tecnología. Sistemas fiscales simples, coherentes, bien entendidos y adecuadamente administrados pueden ayudar a disminuir las barreras para que los negocios se cambien del sector informal al formal. Esto puede ampliar la base fiscal y aumentar el ingreso sin que sean necesarios nuevos impuestos”.

Edición Impresa