REESTRUCTURACIÓN

Thomas Cook intenta evitar la quiebra

Thomas Cook intenta evitar la quiebra
Thomas Cook intenta evitar la quiebra

La agencia de viajes británica Thomas Cook, intenta por todos los medios evitar una quiebra que podría afectar a 600,000 turistas.

La compañía necesita reunir $250 millones.

Ayer se llevó a cabo una reunión en un despacho jurídico de Londres, en presencia de representantes del conglomerado chino Fosun -que podría retomar las actividades del turoperador- y de los acreedores de la compañía, entre ellos los bancos RBS, Barclays y Lloyds.

Thomas Cook presentó un plan de reestructuración en el que Fosun tomaría el control de sus actividades de turoperador y los acreedores las de su compañía aérea.

Pero los $1,120 millones prometidos no son suficientes y por eso la compañía necesita otros $250 millones para seguir sus actividades.

Según fuentes conocedoras del tema, la compañía también está intentando convencer al gobierno británico para que aporte fondos.

Thomas Cook tiene unos 22,000 empleados en todo el mundo, 9,000 de ellos en el Reino Unido. El secretario de Estado de Seguridad, Brandon Lewis, dijo en una entrevista en Sky News que sería “inapropiado comentar la situación financiera de una empresa privada”.

Edición Impresa