TERMINAL AÉREA

Tocumen diseña plan alterno

Tocumen diseña plan alterno
El proyecto registra un avance de 65%, y actualmente las áreas más críticas de los trabajos se concentran en el techo del edificio de 116 mil metros cuadrados, el puente conector que


Un plan de contingencia que contempla tres alternativas elaboró la administración del Aeropuerto Internacional de Tocumen en el caso de que la constructora brasileña Odebrecht no logre terminar la construcción de la nueva terminal de pasajeros.

El proyecto registra un avance de 65%, y actualmente las áreas más críticas de los trabajos se concentran en el techo del edificio de 116 mil metros cuadrados, el puente conector que unirá las dos terminales y el sistema de equipaje.

Jairo Triana, vicepresidente de Ingeniería y Proyectos de Tocumen, S.A., explicó que la primera opción está pensada para que el aeropuerto asuma el control de los subcontratistas que trabajan en el proyecto, unos 25 en la actualidad.

La segunda opción que manejaría Tocumen de acuerdo con Triana consiste en que el project manager administre el trabajo de los contratistas, pero los pagos los haría el aeropuerto.

El consorcio Ayesa integrado por las empresas Ayesa, Adpi, Csa y Cemosa es el project manager del proyecto de ampliación del aeropuerto luego de haberse adjudicado la licitación con una oferta de 19.8 millones de dólares.

1,400 obreros trabajan en la construcción de la nueva terminal de pasajeros de Tocumen.



La última opción que barajaría sería buscar a un nuevo contratista. Esta última, de acuerdo con Joseph Fidanque III, gerente de Tocumen, implica otros aspectos legales, como la fianza de cumplimiento.

“Si la empresa decide abandonar el proyecto, nosotros ejecutaríamos la fianza, que es de aproximadamente 240 millones de dólares, pero si el Gobierno decide sacarlos , la situación sería diferente y no sería fácil utilizar la fianza”, comento Fidanque III.

El aeropuerto de Tocumen adelanta un plan de ampliación que supera los mil millones de dólares, de los cuales, 880 millones de dólares se están invirtiendo en la nueva terminal de pasajeros que tendrá 20 puertas de abordaje adicionales para sumar un total de 54.

A la fecha, Tocumen ha pagado 642 millones de dólares a Odebrecht, faltando por cancelar 238 millones de dólares.

54 puertas de abordaje tendrá el aeropuerto una vez entre en operación el nuevo edificio de 116 mil metros cuadrados.



En 2012 Tocumen adjudicó a Odebrecht la construcción de la terminal sur por 679.4 millones de dólares, pero al poco tiempo, el costo del proyecto se elevó en 100 millones de dólares, luego que la administración del aeropuerto anexó al contrato obras que no habían sido incluidas en el pliego de condiciones, pero que eran fundamentales para la operación de la terminal, como el servicio de combustible y calles de rodaje para los aviones.

Adicionalmente, la gerencia a cargo de Fidanque III negoció una adenda con Odebrecht para hacer mejoras al diseño de la nueva terminal que permitirá al edificio ser más funcional. Estos cambios añadieron otros 92.5 millones de dólares al costo del proyecto.

Además del plan de contingencia, Tocumen pidió a Odebrecht un informe mensual de los pagos que realiza a sus subcontratistas, para evitar que la obra se paralice por falta de pagos. También el aeropuerto cambió su forma de certificar los pagos a la empresa brasileña.

Antes Tocumen adelantaba el 30% del costo total del material y equipo que Odebrecht debía comprar, pero ahora, el aeropuerto hace los pagos de forma más detallada por cada material que se adquirirá.

“De esta forma controlamos el riesgo y mejoramos el manejo de las finanzas”, indicó Triana.