OPERACIóN EN LA TERMINAL DE TOCUMEN

Calculan ingreso de $210 millones

Calculan ingreso de $210 millones
Calculan ingreso de $210 millones

La administración del Aeropuerto Internacional de Tocumen proyecta que este año la terminal aérea obtendrá ingresos por 210 millones de dólares. De cumplirse esta proyección, la terminal aérea superaría en 29 millones de dólares los ingresos captados el año pasado, que cerraron en 181.2 millones de dólares.

El gerente de Tocumen, S.A., Joseph Fidanque III, señaló que los números obtenidos en los primeros dos meses del año son alentadores y estima que esta tendencia se mantendrá durante el resto del año.

En el primer bimestre los ingresos de la principal terminal aérea del país aumentaron 6.2%.

En total, Tocumen generó 32.5 millones de dólares entre enero y febrero. La llegada de nuevas aerolíneas, así como la apertura de más locales comerciales impulsaron los ingresos de la terminal aérea, que está inmersa en un proceso de ampliación que supera los mil millones de dólares.

Además de la nueva terminal, donde se están invirtiendo más de 800 millones de dólares, Tocumen está ampliando la infraestructura actual para mejorar el flujo de los aviones en las horas de mayor tráfico.

La terminal aérea, en especial en horas de la tarde, registra una saturación en las calles de rodaje, debido a que la cantidad de aeronaves supera las puertas de abordaje disponibles.

En el renglón de operación, Tocumen registró en los primeros 60 días de 2015 ingresos por 19.2 millones de dólares, un alza de 1.4 millones de dólares al comprarse con los 17.8 millones de dólares registrados en igual periodo de 2015.

Adicional a los destinos que ha incluido la aerolínea panameña Copa Airlines, la llegada de nuevas compañías aéreas, como la alemana Lufthansa, impactó positivamente las finanzas del aeropuerto.

Lufthansa comenzó a volar a Panamá desde el 2 de marzo y lo hará cinco veces a la semana. En su primer mes de operación, la compañía transportó 17 mil 433 pasajeros, registrando una ocupación superior al 90%.

Fidanque III, aclaró que en el balance preliminar de los dos primeros meses todavía no se ha contabilizado el incremento en el impuesto de salida que se comenzó a cobrar este año.

A finales de 2015 la junta directiva del aeropuerto autorizó un incremento de 10 dólares en la tasa de salida, que es el impuesto que pagan todos los pasajeros que salen del país por la terminal aérea.

La tasa pasó de 40 dólares, a 50 dólares, y la administración del aeropuerto estima que este ajuste dejará unos 30 millones de dólares adicionales al aeropuerto.

Del total recaudado por la tasa de salida, el 25% le corresponde a la Autoridad de Turismo de Panamá y el 2.5% a la Comisión Nacional para la Prevención de los Delitos de Explotación Sexual.

El gerente de Tocumen indica que el incremento en la tasa le permitirá al aeropuerto mejorar sus finanzas frente a la próxima emisión de bonos por 625 millones de dólares que realizará Tocumen para financiar su proyecto de expansión.

En cuanto a las concesiones comerciales, los ingresos subieron en 350 mil 204 dólares, para totalizar 11.9 millones de dólares.

A finales de 2014 Tocumen equiparó el costo por metro cuadrado que pagan los concesionarios comerciales que operan en el aeropuerto.

En el balance preliminar se observa que los gastos aumentaron 935 mil 117 dólares, en especial, en el rubro de costo de personal, sumando 7.3 millones de dólares.

El gerente de Tocumen señaló que el costo de planilla se ha incrementado en un promedio mensual de 300 mil dólares, pero explica que este incremento se debe a la contratación del personal que ha reemplazado a los trabajadores que se jubilaron el año pasado, así como a la mano de obra que ya se está preparando para trabajar en la nueva ampliación que debe estar operativa en los primeros meses de 2018.

“En estos momentos tenemos 30 personas en proceso de capacitación para ser controladores aéreos”, explicó.

El Aeropuerto Internacional de Tocumen redujo en 43.2% los gastos durante 2015; es decir, unos 27 millones de dólares en comparación con 2014.

La baja obedeció principalmente a la cancelación de contratos otorgados durante la administración de Ricardo Martinelli, que fueron calificados como onerosos y que afectaban las finanzas de la terminal aérea.

Fidanque III señaló que los gastos del aeropuerto están controlados y aclaró que ya no se registrarán disminuciones drásticas como las que se vieron el año pasado.

Edición Impresa