POLíTICAS FINANCIERAS

Tratan de entender reforma monetaria

Tratan de entender reforma monetaria
Tratan de entender reforma monetaria

¿Cómo se le bajan tres ceros al precio de la gasolina?, es una de las preguntas que se hacían muchos venezolanos desconfiados tras las medidas de reconversión de la moneda y de emisión de nuevos billetes anunciadas por el presidente Nicolás Maduro.

Un litro de gasolina premium a seis milésimas de bolívar. Será la respuesta desde el 4 de junio y, aunque efectivamente no cambia el valor del litro de la gasolina más barata del mundo, equivalente a 0.01 dólares al tipo de cambio oficial, dudas como esa llenan las redes sociales en el país petrolero sudamericano.

Y surgen coincidencias como que esas medidas son “puro maquillaje” y no resuelven el grave problema de hiperinflación que ha derivado en la escasez de efectivo para las transacciones diarias en un país en recesión y con un poder adquisitivo cada vez más golpeado. “No veo como una solución quitar los ceros, es puro maquillaje”, dijo Alejandro Espinoza, de 67 años, un vendedor de vallas publicitarias, mientras caminaba a una reunión de trabajo. Maduro anunció la eliminación de tres ceros al bolívar y una nueva familia de monedas -de 50 céntimos y un bolívar- y de billetes -desde 2 hasta 500 bolívares- y dijo que entrarán en circulación desde el 4 de junio, dos semanas después de unos cuestionados comicios presidenciales en los que aspira a ganar la reelección.

Al hacer el anuncio explicó que la decisión garantizará las actividades comerciales y monetarias en el país. “Defenderemos nuestro bolívar!”, recalcó el mandatario, quien dice que su gobierno es víctima de una guerra económica orquestada desde el exterior que busca sacarlo del poder y hundir a Venezuela.

El vicepresidente de Venezuela, Tareck El Aissami, subrayó que todos los billetes del cono monetario actual perderán su valor y no podrán ser canjeados una vez entre en vigencia la reconversión.

Asimismo, pidió al sector público y privado iniciar la adecuación tecnológica para su aplicación. En 2016, Maduro intentó sacar de circulación por unos días el billete de 100 bolívares, el de más alta denominación para entonces, acusando al Gobierno de Colombia de impulsar el contrabando de papel moneda para causar caos. Pero, ante la falta de efectivo, retrasó la medida y no la logró aplicar.

Edición Impresa