DISPUTA COMERCIAL

Donald Trump veta la tecnología de Huawei en EU

Donald Trump veta la tecnología de Huawei en EU
Donald Trump veta la tecnología de Huawei en EU

La guerra comercial entre las mayores economías mundiales tomó una nueva dimensión cuando Estados Unidos lanzó artillería pesada contra el sector de tecnología para neutralizar al grupo chino Huawei; un actor mayor en redes móviles y del 5G en particular

A poco del lanzamiento mundial del 5G, la futura generación de internet móvil ultra rápida, el presidente Donald Trump prohibió utilizar en su país equipos de telecomunicaciones de empresas extranjeras consideradas peligrosas; una medida que ostensiblemente apunta a Huawei.

La firma china está desde hace tiempo en la mira de Estados Unidos. Washington sospecha que espía para Pekín y que eso la ha ayudado en su espectacular expansión internacional.

Al menos públicamente, Estados Unidos no ha presentado ninguna prueba de su acusación pero presiona a sus aliados a que prescindan de la infraestructura de la compañía china.

El ministerio estadounidense de Comercio apretó más las clavijas, al colocar a Huawei en una lista de firmas con las que empresas estadounidenses no pueden hacer transacciones sin permiso previo de las autoridades. Entre esas empresas estadounidenses, se cuentan diversas tecnológicas, entre ellas Intel y Qualcom.

La tecnología 5G permitirá navegar en la web hasta 10 veces más rápido que con la 4G. Eso implica que miles de millones de datos fluirán sin escollos lo cual agrava el riesgo de robo de secretos industriales e informaciones personales.

“El mundo no puede privarse de nosotros porque estamos más avanzados” que la competencia, se ufanaba a comienzos de año el fundador de Huawei, Ren Zhengfei.

El gigante chino, que en la carrera tecnológica está a la cabeza y con cómoda ventaja sobre sus competidores europeos como Nord Nokia y Ericsson, también ha buscado consolidar su dominio mediante el masivo registros de patentes tecnológicas.

La decisión de Trump fue la medida más severa tomada por Estados Unidos contra el sector tecnológico chino, el cual se encuentra en plena expansión, especialmente en países emergentes de África, América Latina y Asia.

Edición Impresa