AVIACIóN

Turkish analiza cómo financiar su traslado

Turkish analiza cómo financiar su traslado
Turkish Airlines invertirá entre mil 200 millones de dólares y mil 500 millones de dólares para mudar su centro al nuevo aeropuerto.

Turkish Airlines está evaluando opciones para financiar su mudanza planeada al nuevo aeropuerto de Estambul, que se inaugurará a finales del año que viene, dijeron personas al tanto del tema.

Una de las opciones consideradas es que el consorcio de constructores del aeropuerto nuevo, conocido como IGA, construya y sea dueño de las instalaciones y se las alquile a la aerolínea, dijeron tres personas, que solicitaron el anonimato porque las deliberaciones son confidenciales.

La aerolínea de bandera, que actualmente tiene su sede en el Aeropuerto Atatürk de Estambul, el más grande de Turquía, negoció con bancos comerciales locales e internacionales y con agencias de créditos de exportación para tomar prestados unos $850 millones para financiar la iniciativa, pero podrían faltarle las garantías suficientes para hacerlo, indicaron dos de las personas.

Turkish Airlines, conocida formalmente como Turk Hava Yollari AO, no tiene suficientes garantías para un préstamo de ese monto, porque la mayoría de sus activos son aviones ya comprometidos como garantía cuando se adquirieron, anunciaron dos de las personas.

Permitirle a IGA construir las instalaciones y alquilarlas posteriormente con un contrato a largo plazo parece una opción viable, dijeron.

La empresa también está evaluando recurrir a los mercados de capitales con una venta de deuda, aseguraron.

La nueva sede estaría compuesta por la oficina principal de la operadora, sus hangares, la asistencia en tierra a los aviones y otras instalaciones en un aeropuerto nuevo de $11 mil millones que está siendo construido por un grupo de empresas locales.

En marzo, el presidente de Turkish Airlines, Ilker Ayci, dijo que la compañía invertirá entre mil 200 millones de dólares y mil 500 millones de dólares en total para trasladar su centro al nuevo aeropuerto.

IGA fue fundado en 2013 como consorcio de cinco constructoras turcas: Limak, Cengiz, Kolin, Kalyon y MAPA. Cada una tiene una participación de 20% en IGA y, anteriormente, el grupo participó en la construcción de ocho aeropuertos, desde Kosovo hasta El Cairo, según información en su sitio web.

Las autoridades turcas afirman que en un principio el nuevo aeropuerto de Estambul transportará a 90 millones de pasajeros por año, casi 50% más que la capacidad de Atatürk, operado por TAV Havalimanlari Holding AS, unidad de Aeroports de París.

Turkish Airlines vuela a cerca de 300 destinos, más que ninguna otra aerolínea en el mundo. La construcción del nuevo aeropuerto es fundamental para las ambiciones del Gobierno, apoyadas por el presidente Recep Tayyip Erdogan, de convertir a Estambul en uno de los principales centros de transporte aéreo del mundo.

Edición Impresa