LIBRE COMERCIO

UE recurre ante la OMC por aranceles de Colombia a sus papas

La Unión Europea (UE) cumplió ayer sus advertencias y llevó a Colombia ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) por sus aranceles a las papas fritas congeladas europeas.

“A pesar de las numerosas intervenciones con Colombia para levantar las medidas injustificadas, no hemos recibido una respuesta satisfactoria”, explicó la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, al anunciar el procedimiento de diferencia comercial.

El gobierno colombiano, al término de una investigación en agosto de 2017 sobre las importaciones de papas congeladas procedentes de Bélgica, Alemania y Países Bajos, decidió en noviembre de 2018 imponer derechos antidumping contra varias empresas por dos años.

Bogotá impuso aranceles adicionales de entre un 3% y un 8% a las papas fritas congeladas procedentes de estos tres países, al detectar una práctica de dumping, es decir la venta de estos productos entre 2016 y 2017 por debajo del precio que debería ser el adecuado.

El ministerio de Comercio de Colombia defendió ayer su decisión, “producto de una rigurosa investigación”, que busca “corregir una distorsión de mercado” que perjudica al sector y “restablecer las condiciones de competencia de mercado”.

Bruselas estima que los aranceles adicionales, a su juicio incompatibles con el derecho de la OMC, afectan a “casi el 85%” de las exportaciones de la UE de papas fritas congeladas, “por un valor superior a los 19 millones de euros al año”.

El procedimiento de diferencia comercial, adelantado por Malmström a mediados de octubre, se centra en un primer momento en lograr una solución negociada en 60 días. De no lograrse, la UE podría pedir a la OMC la creación de un grupo especial que examine el caso.

“Esperamos que Colombia vuelva a la situación original y dé marcha atrás a su decisión“, explicó el portavoz del ejecutivo comunitario, Daniel Rosario.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL