TELECOMUNICACIONES

Utilidades de Samsung se hunden tras la desaceleración

Utilidades de Samsung se hunden tras la desaceleración
Samsung, el mayor productor mundial de pantallas de teléfonos inteligentes, semiconductores y teléfonos móv

Las ganancias trimestrales de Samsung Electronics Co. se redujeron a la mitad después de que una desaceleración global del sector y las tensiones comerciales golpearan la demanda de sus chips y teléfonos inteligentes de alta gama.

La compañía más grande de Corea reportó una caída menor a la esperada del 56% en su ingreso operativo, a cerca de $5 mil 600 millones en el trimestre de junio, pero ayudado por una ganancia no especificada de un cliente único que los analistas estiman que superaría los $800 millones. La compañía no proporcionará ingresos netos ni desglosará el desempeño de la división hasta que divulgue los resultados finales hacia fin de mes. Sus acciones cayeron 0.8% en Seúl.

Samsung, el mayor productor mundial de pantallas de teléfonos inteligentes, semiconductores y teléfonos móviles, está lidiando con una estancada demanda ante una desaceleración económica. Sus chips de memoria siguen siendo un barómetro para todo, desde computadoras hasta teléfonos inteligentes, y han sido uno de los componentes más afectados desde que los aranceles de la administración de Trump entraron en vigor en mayo. La inquietud por la mayor fuente de ingresos de Samsung aumentó esta semana, cuando Japón impuso restricciones a la exportación de materiales necesarios para el despliegue y la producción de chips, que incluso afectaría al rival SK Hynix Inc.

“Teniendo en cuenta la desaceleración estructural en los precios de las memorias y el negocio móvil, es poco probable que Samsung supere las estimaciones de ganancias” en el segundo semestre, dijo Kim Sunwoo, analista de Meritz Securities, en un informe tras la publicación. “A medida que la incertidumbre sobre las ganancias se ha expandido en temas macro y en torno a cada división, la posibilidad de un plan especial de retorno para los accionistas ha disminuido significativamente”.

La imprevisibilidad debido a la guerra comercial entre Estados Unidos y China, donde Samsung gana la mayor parte de sus ingresos, ha sustentado una recesión en la industria de chips, a medida que la demanda de teléfonos inteligentes disminuye y el ritmo de construcción en los centros de datos se desacelera.

Edición Impresa