SECTOR INDUSTRIAL

Ventas minoristas y manufactura mejoran

Ventas minoristas y manufactura mejoran
Ventas minoristas y manufactura mejoran

Las dos economías más grandes de América Latina publicaron datos económicos alentadores para julio, con las ventas minoristas de Brasil subiendo cinco veces más de lo esperado por los economistas mientras que el sector de manufacturas de México mostraba señales de recuperación.

Las ventas en Brasil repuntaron 1% respecto al mes anterior, su tercer aumento mensual consecutivo y muy por encima del incremento del 0.2% previsto por los economistas encuestados por Bloomberg.

En México, la producción manufacturera se elevó un 3% respecto al año anterior, tres veces más de lo que esperaban los economistas y compensó en parte una caída en el sector industrial en general.

Brasil y México evitaron una recesión técnica en el segundo trimestre, pero la recuperación económica ha sido lenta en ambos países, lo que impulsó a sus bancos centrales a aliviar la política monetaria. Si bien México redujo las tasas de interés por primera vez en cinco años en agosto, se espera que Brasil reduzca los costos de los préstamos a un mínimo histórico la próxima semana.

En Brasil, las tasas de interés más bajas ayudan a explicar el buen desempeño del sector minorista, según Adriana Dupita, economista para Latinoamérica de Bloomberg Economics.

“Los préstamos más baratos están respaldados por las ventas de artículos impulsados por los créditos, como automóviles y material de construcción. Las ventas principales también avanzaron, respaldadas por las modestas pero positivas ganancias en los salarios reales totales “, dijo la economista. “Esperamos que el comercio minorista continúe superando al PIB ( producto interno bruto), aunque sea solo ligeramente, durante el resto de este año”.

En México, el sector manufacturero se ha beneficiado de la sólida demanda de Estados Unidos y de un tipo de cambio competitivo, dijo Alberto Ramos, economista jefe para América Latina de Goldman Sachs Group Inc. Los datos sugieren que la industria no perjudicará el PIB del tercer trimestre.

Edición Impresa