DESASTRE

Se agota paciencia de puertorriqueños

Se agota paciencia de puertorriqueños
Se agota paciencia de puertorriqueños

Cientos de puertorriqueños llenaron una arena deportiva para hablar durante una inédita audiencia organizada por un grupo de legisladores federales, los cuales visitaron la isla en medio de quejas por las medidas de austeridad y por la lentitud en la entrega de fondos federales de asistencia para desastres casi dos años después del paso del huracán María.

La multitud llegó de ciudades y poblados de todo Puerto Rico, y en ella había estudiantes, jubilados, personas con botas de trabajo y otras con tacones altos. Algunos incluso trajeron gallos de pelea para protestar por un reciente dictamen federal que prohíbe las peleas de esos animales.

Los legisladores escucharon docenas de breves discursos sobre diversos temas, desde lo que se dijo era el trato injusto del gobierno federal hasta el tener que habitar casas sin techos apropiados, pasando por la merma en los fondos de pensión. Algunos discursos fueron interrumpidos estrepitosamente por partidarios de la estadidad.

Detrás de algunos oradores, la multitud levantaba carteles con mensajes como “Juzguen a los banqueros”, “Cancelen la deuda” y “No más PROMESA”, en referencia a la ley que creó la junta federal de control que supervisa las finanzas de la isla y que ha impuesto varias medidas de austeridad mientras Puerto Rico atraviesa su 12do año de recesión.

“No es justo recortar las pensiones a los ancianos porque es contrario a la ley; no es justo que los galleros pierdan su industria porque es contrario a la ley”, dijo Eliezer Molina, un habitante de la comunidad de San Sebastián, en el oeste de Puerto Rico.

Entre los asistentes a la audiencia estaba José Nieves, de 54 años, que vino desde la localidad montañesa oriental de Las Piedras, a quien preocupan las consecuencias de reestructurar parte de la deuda pública de la isla de más de 7 mil millones de dólares.

“Antes del huracán ya había una situación desastrosa en Puerto Rico”, afirmó. “Nosotros los puertorriqueños tenemos muchas cosas que decirles”.

La mayoría de las personas que acudieron a la audiencia apoyan que Puerto Rico se convierta en estado de Estados Unidos, y muchos abuchearon a la primera oradora: Carmen Yulín Cruz, alcalde de la capital de San Juan, que se opone a la estadidad y es detractora del presidente Donald Trump.

Fue evidente que la respuesta del presidente Trump y su administración fue ineficiente, inadecuada y burocrática, afirmó. Solo unos pocos todavía se atreven a defenderla. Esa incapacidad desató una crisis humanitaria que le costó la vida a casi 3 mil puertorriqueños, dijo.

Edición Impresa