Alimentos

Agroindustria baja ritmo de producción

Agroindustria baja ritmo de producción
Algunas plantas han reducido su producción al 50%. Archivo

Los constantes cambios en la cadena logística de procesamiento y distribución de alimentos, a raíz de la pandemia de la Covid-19, se empiezan a percibir en los puntos de ventas del país.

Las plantas de procesamiento de alimentos trabajan con menos personal, lo que ha ocasionado que en algunos momentos baje la producción y la oferta de ciertos productos.

A esto se le suma la cuarentena absoluta de los días sábados y domingo, lo que trastoca el inventario de productos frescos en los supermercados del país para los días venideros.

Rosmer Jurado, empresario industrial y gerente general de Productos Lux S.A. (Proluxsa), manifestó que existe una obstrucción en la logística de distribución de los productos.

Más que tener materia prima para la producción de alimentos, el ritmo de abastecimiento disminuye porque existe una restricción en la movilidad para los colaboradores. Además, de los protocolos exigidos por el Ministerio de Salud (Minsa) para evitar contagios en las plantas de procesamiento.

La cuarentena de los fines de semana reduce el acceso de las personas al transporte público, por lo que algunos supermercados se ven obligados a cerrar sus bodegas. Ante esta restricción, los proveedores tampoco pueden entregar los pedidos de mercancía a tiempo, detalló Jurado.

Por otro lado, la red de distribución, en su mayoría de productos que requieren refrigeración, ahora tiene que transportar más volumen en menos días, complementó otra fuente del sector agroindustrial.

En el caso de la ciudad de Panamá, algunos puntos de ventas se están quedando sin productos porque aumentó el ritmo de compra de los clientes durante algunos días de la semana y la cadena de producción y distribución bajó su ritmo debido a la pandemia.

“Estamos obligados a transportar más contenedores a la ciudad capital en cinco días, cuando antes esta distribución se realizaba en siete días”, manifestó un agroindustrial del sector cárnico.

Además, el cierre de algunas franquicias de restaurantes, especializadas en la preparación de pollo, ha provocó una baja en la producción de carne de este tipo de ave, indicó el representante de la industria cárnica.

Productos cárnicos, embutidos, lácteos y panes son los que se encuentran de forma limitada en algunos supermercados y a ciertas horas del día.

Otro factor que influye en el abastecimiento de alimentos a tiempo son los cambios en la validación de los salvoconductos, que entra a regir a partir de hoy.

En este sentido, Jurado considera que se deben unificar criterios cuando se solicita los salvoconductos porque en muchos retenes se ha penalizado a personal de la agroindustria sin ningún tipo de justificación.

“Nosotros tenemos personal que tiene su salvoconducto en regla, carnet, uniforme y carta en la que se especifica su horario de trabajo, pero los miembros de la Policía Nacional los detienen”, detalló Jurado.

Todos estos contratiempos afectan la fluidez de la cadena logística para abastecer alimentos.

Edición Impresa