transporte

Amazon compra la empresa de carros autónomos Zoox

Amazon compra la empresa de carros autónomos Zoox
Amazon, con sede en Seattle, también ha probado robots y drones como métodos alternativos de entrega. AFP

Amazon.com Inc., está comprando la startup de vehículos autónomos Zoox Inc., una medida que podría ayudar a la empresa a crear un oponente formidable para las empresas de transporte y entrega de alimentos.

Los términos del acuerdo no se anunciaron en el comunicado, pero The Information informó anteriormente que Amazon pagaría más de $1,000 millones.

Aicha Evans, directora ejecutiva de Zoox, y Jesse Levinson, cofundador y director de tecnología, continuarán liderando la empresa como un negocio independiente.

“Zoox está trabajando para imaginar, inventar y diseñar una experiencia de transporte autónomo de clase mundial”, dijo Jeff Wilke, jefe del negocio minorista mundial de Amazon.

Algunos analistas también han sugerido que Zoox podría proporcionar la tecnología para vehículos de entregas autónomos y ayudar a Amazon a reducir los costos de envío, uno de los mayores gastos del gigante del comercio electrónico.

Analistas de Morgan Stanley han estimado que dichos ahorros de costos podrían ascender a más de $20,000 millones anuales.

Los vehículos autónomos han sido un objetivo de los gigantes de Silicon Valley y los inversionistas de capital de riesgo durante años, pero los obstáculos técnicos y regulatorios han hecho que lograr poner vehículos autónomos seguros en las calles sea un trabajo más largo de lo esperado.

Aun así, fortalecerse en la tecnología de conducción autónoma extiende los esfuerzos de Amazon para construir su propia red de logística de terceros.

El año pasado, la compañía invirtió junto con Sequoia Capital, firma de riesgo de Silicon Valley, en Aurora Innovation Inc., liderada por los exjefes del proyecto de automóvil autónomo de Google y del equipo de piloto automático de Tesla.

Amazon también ha respaldado a Rivian Automotive Inc., fabricante de camionetas eléctricas y SUV.

Zoox, una startup de 1,000 personas con sede en Foster City, California, ha estado desarrollando un prototipo de automóviles sin conductor para transportar pasajeros en áreas urbanas a través de una aplicación, pero Amazon también podría usar los vehículos para entregar paquetes.

Amazon, con sede en Seattle, también ha probado robots y drones como métodos alternativos de entrega.

Fundada en 2014, Zoox tenía una gran ambición y respaldo financiero. La startup quería construir un automóvil totalmente autónomo ese año. Sin embargo, después de una ronda de financiación de 2018 que valoró a Zoox en $3,200 millones, la junta de la startup votó para destituir al director ejecutivo Tim Kentley-Klay.

El ejecutivo criticó la medida, diciendo que los directores estaban “optimizando, por un poco de dinero, a expensas de un profundo progreso”.

Las acciones de Amazon registraron poca variación ayer por la mañana en Nueva York. En lo que va del año, han subido 49%.

Edición Impresa