APUNTES TURÍSTICOS

Apertura será un reto para el turismo

Nunca se pensó que la cuarentena provocada por el coronavirus (COVID-19) se extendería por más de cinco meses. El cierre llegó en momentos que las ventas del turismo panameño sumaban tres años en números rojos.

Durante el cierre, las empresas tuvieron que asumir gastos y renegociar deudas, y ahora con una posible fecha de apertura fijada por el Gobierno la situación no se pinta fácil. El turismo panameño debe reiniciar operaciones el 12 de octubre, lo que nos deja poco tiempo de maniobra para aprovechar la temporada alta que ocurre durante los primeros meses del año.

Activar el turismo no será fácil. Hay que recuperar la confianza de proveedores y clientes que son los que venden el producto panameño en el extranjero. El temor de las personas de montarse en un avión es latente y se mantendrá en el corto y mediano plazo. Hay que realizar un trabajo de informar las acciones que ha tomado panamá y que se aplicarán para reducir el riesgo de contagio de la enfermedad.

Para poder seguir operando hemos tenido que reducir a su mínima expresión el cargo de planillas y también los gastos fijos, de manera tal que podamos cubrir el arrastre de compromisos adquiridos que juegan un papel muy importante en la existencia de nuestras empresas.

Para lograr una efectiva recuperación del sector es importante contar con una apertura total del país. No podemos vender paquetes vacacionales si los turistas no pueden movilizarse con libertad por los rincones del país.

Por eso el gobierno no puede disminuir el esfuerzo que se ha hecho. Soy creyente que el éxito dependerá de ese balance titánico tanto en la salud como en lo económico para contrarrestar el posible contraataque del virus.

No debe haber marcha atrás, el compromiso debe ser de todos en busca de ese triunfo y del reconocimiento internacional que nos abrirá las puertas a nivel mundial.

Es importante que una vez se de la apertura, que todos los actores involucrados en la cadena pongan el esfuerzo para brindar el mejor servicio posible y dar a los visitantes la mejor cara. No podemos continuar con los errores del pasado. Hay que mejorar la recolección de la basura, hay que invertir en infraestructura básica para brindar mejores condiciones.

El autor es operador de turismo receptivo.

Edición Impresa