CLIMA

Cambio climático deja su huella en cultivos europeos

Cambio climático deja su huella en cultivos europeos
Las primeras víctimas son los cereales, en oposición a otros cultivos como las legumbres, viñedos y frutas. Bloomberg

Las pérdidas de cosechas relacionadas con los episodios caniculares y la sequía se triplicaron en los últimos cincuenta años en Europa, según un estudio que subraya la importancia de reflexionar sobre cultivos adaptados al cambio climático.

En este estudio publicado recientemente en la revista Environmental Research Letters, los investigadores se basan en datos de producción agrícola y acontecimientos meteorológicos extremos (sequía, canícula, inundaciones, ola de frío) en 28 países europeos (UE actual y Reino Unido) entre 1961 y 2018.

La gravedad de los impactos de la sequía y las canículas en la producción agrícola poco a poco se triplicó en los últimos 50 años llevando de una baja de 2.2% de la producción en el periodo 1964-1990 a otra de 7.3% en el periodo de 1991-2015.

Aunque los rendimientos de cultivos aumentaron en cerca del 150% entre 1964-1990 y 1991-2015, constatamos que la sequía y las oleadas de calor tuvieron consecuencias más graves durante el periodo más reciente para los diferentes tipos de cultivos, dijo la autora principal Teresa Bras, de la Nova School of Science and Technology de Lisboa.

Las cifras muestran que las sequías, cada vez más frecuentes, son también más intensas: “Los episodios son más graves”.

Los investigadores no esperaban que los impactos fueran tan graves, agregó Jonas Jägermeyr, del Instituto Goddard de estudios espaciales de la Nasa.

Edición Impresa