RESULTADOS

Canal cierra año fiscal con leve baja en tránsitos

Canal cierra año fiscal con leve baja en tránsitos
Los portacontenedores se mantuvieron como el segmento de mayor relevancia, aportando el 35% de las toneladas. Alexander Arosemena

El Canal de Panamá cerró el año fiscal 2020 con el paso de 475.1 millones de toneladas, lo que representa una baja de 4% respecto a lo que se había presupuestado, cuando se calcularon 493.2 millones de toneladas.

La vigencia fiscal, que transcurrió del 1 de octubre de 2019 al 30 de septiembre pasado, fue testigo de dos escenarios para la vía acuática, con un primer semestre que se proyectaba por encima de lo anticipado, hasta que el brote de la Covid-19 cambió el curso de la economía global, la salud pública y el comercio internacional.

La Autoridad del Canal de Panamá (ACP) da cuenta de que los efectos de la desaceleración ocasionada por la pandemia se sintieron con mayor fuerza entre mayo y julio pasado, con una reducción de alrededor de 20% en los tránsitos, principalmente en los segmentos de buques de pasajeros, portavehículos y de gas natural licuado (LNG).

Durante la primera mitad del año fiscal se registraron, en promedio 36 tránsitos diarios, pero luego bajó a 30 tránsitos por día en la

segunda mitad del año como un efecto adverso de la pandemia.

La ACP advierte que los tránsitos y el movimiento de carga se empezaron a normalizar en agosto y septiembre, los dos últimos meses del año fiscal, lo que permitió cerrar con un total de 475.1 millones de toneladas (CP-SUAB, medida de volumen del Sistema Universal de Arqueo de Buques del Canal de Panamá), según cifras preliminares.

Como ruta del comercio mundial, la vía interoceánica refleja las tendencias de la economía global que para este año se contraerá entre 5% y 6 %, producto de la pandemia, además de una caída mayor, de hasta 8 %, en Estados Unidos, el principal cliente del Canal, con base en estimaciones del Fondo Monetario Internacional.

En un comunicado divulgado el día de ayer, la ACP indicó que en medio de este escenario, la vía acuática culminó su año fiscal con una reducción de 2 % en los tránsitos, sumando 13,369 frente a lo estimado en su presupuesto.

“En todo momento la prioridad del Canal fue asegurar el bienestar de los casi 10 mil hombres y mujeres que forman su equipo humano, quienes reafirmaron su compromiso adaptándose a los cambios que nos impuso esta pandemia, a fin de garantizar la operación continua de la vía”, afirmó el administrador, Ricaurte Vásquez.

En marzo pasado, cuando se registró el primer caso de Covid-19 en Panamá, la vía interoceánica ajustó sus equipos de trabajo con el recurso humano esencial requerido para preservar una operación segura y continua.

Otra parte de los colaboradores estuvo de vacaciones y una porción en teletrabajo como apoyo administrativo.

El Canal de Panamá llegó al cierre de su año fiscal ofreciendo a sus clientes, por primera vez en 20 meses, un calado de 50 pies, el máximo que ofrecen las esclusas neopanamax, producto de las medidas de planificación de los recursos, el uso eficiente del agua y las recientes lluvias en su cuenca hidrográfica.

La administración de la vía precisó que el año fiscal 2020 estuvo marcado por la guerra comercial entre Estados Unidos y China, el endurecimiento de las políticas ambientales en la industria marítima y, por supuesto, la pandemia, que aún continúa impactando la economía mundial.

Edición Impresa