AMBIENTE

Canal de Panamá inició el proceso de descarbonización de sus operaciones

Canal de Panamá inició el proceso de descarbonización de sus operaciones
El Canal de Panamá comenzó a medir su huella de carbono en 2013. Archivo


El Canal de Panamá inició el proceso de descarbonización de sus operaciones, con el objetivo de convertirse en carbono neutral para el año 2030.

La ruta contribuyó a una reducción de más de 13 millones de toneladas equivalentes de CO2 en 2020, al ser un trayecto más corto para los barcos en comparación con la competencia, pero la administración de la vía considera necesario que su propia operación sea carbono neutral al final de la década.

Para iniciar la transición hacia un Canal más verde, la vía interoceánica incorporó cuatro automóviles eléctricos, como parte de un proyecto piloto para recolectar suficiente data con miras a migrar su flota hacia vehículos que no utilicen combustibles fósiles.

Parte de su plan estratégico de descarbonización también incluye remolcadores y lanchas que utilicen combustibles alternativos, el reemplazo de los procesos de producción de electricidad a plantas fotovoltaicas, el uso de energía hidráulica y asegurar que todas las instalaciones y proyectos de infraestructura sean ambientalmente responsables y sostenibles.

El Canal de Panamá comenzó a medir su huella de carbono en 2013 para alinear sus acciones con los objetivos globales de reducir las emisiones para mitigar y adaptarse al cambio climático.

Para reducir su propio impacto, el Canal también ha tomado medidas de conservación del agua y optimizando el tránsito. “Este proceso continuará con nuestros permanentes esfuerzos por minimizar el impacto ambiental del Canal, los cuales ya incluyen alentar a nuestros clientes a usar combustibles limpios y a reducir su huella de carbono”, dijo el administrador Ricaurte Vásquez.