AVIACIÓN

Copa Airlines sacará de operación 28 aeronaves

Copa Airlines sacará de operación 28 aeronaves
Copa Airlines tiene 6 aviones MAX 9 estacionados en Tocumen, y el año pasado debía recibir otras 7 aeronaves como parte del acuerdo firmado en 2015 con Boeing. Archivo

Copa Airlines tomó la decisión de acelerar la reestructuración de la flota que mantiene estacionada en el Aeropuerto Internacional de Tocumen.

La compañía tiene proyectado sacar de sus filas 28 aviones en el corto plazo. El año pasado la empresa había anunciado que dejaría de operar aviones modelos Embraer, los más pequeños dentro de su flota.

Ahora, producto de la baja demanda de pasajeros que azotará al sector aéreo hasta 2022, la aerolínea informó que también jubilará o venderá 14 modelos Boeing 737-700 que tienen capacidad para 149 pasajeros.

Copa tiene una flota de 102 aeronaves, incluyendo 6 modelos MAX9.

Los aviones de la familia MAX están en tierra desde marzo de 2019, luego que dos accidentes en otras aerolíneas que utilizaban las naves Boeing 737 Max 8 cegaron la vida de 300 personas, lo cual generó dudas sobre la seguridad de la aeronave.

Pedro Heilbron, director ejecutivo de Copa Airlines, comentó que volverán a operar con solo el 12% de su capacidad, es decir, con unos 12 aviones, ya que producto del coronavirus (Covid-19) la demanda de vuelos internacionales será baja.

A finales de abril, la empresa había estimado que regresaría a su operación normal el 1 de junio, pero la semana pasada el Gobierno extendió hasta el 22 de junio, la suspensión que pesa sobre la aviación comercial. La nueva fecha de reinicio se corrió para el 26 de junio.

En sus proyecciones, la compañía espera alcanzar el 40% de su capacidad para el mes de diciembre, unos 40 aviones. Adicional a las restricciones a la aviación comercial impuestas por el Gobierno de Panamá, la aerolínea depende de la apertura de otros mercados para establecer su hoja de ruta como es el caso de Argentina, donde las autoridades han aplazado hasta septiembre la apertura de su espacio aéreo.

Heilbron dijo que la empresa se enfocará en su flota 737-800, diseñada para transportar 189 pasajeros, y en los MAX9, capaces de movilizar hasta 220 personas. Copa se decantó por el MAX9 para ampliar la primera clase con asientos más grandes.

De concretarse este año la salida de los 28 aviones, Copa quedaría con una flota de 74 aeronaves.

Compensación

En 2015 Copa Holdings, grupo aéreo que administra las operaciones de Copa Airlines y Wingo, firmó un acuerdo con Boeing para la compra de 66 aeronaves, transacción que superó los 6 mil 600 millones de dólares.

La paralización mundial del modelo MAX, a raíz de los problemas detectados en el sistema de balance de la aeronave, interrumpió el calendario de entrega que habían pactado las dos empresas y que conllevaba la entrega de 7 modelos MAX9 el año pasado.

Heilbron confirmó que Copa ya inició la negociación con el fabricante aeronáutico para establecer una compensación por las pérdidas que ha registrado la compañía al no poder utilizar sus modelos MAX , lo que provocó que en los últimos meses la aerolínea ajustara sus frecuencias en ciertos mercados.

La semana pasada se conoció que desde marzo Boeing y el operador aéreo más grande de Brasil, GOL, alcanzaron un acuerdo por 402 millones de dólares, a raíz del problema en la entrega de los aviones MAX.

Boeing ya canceló 84 millones de dólares y el resto de los pagos los realizará a futuro.

Adicional a la compensación monetaria, Copa también negocia con Boeing un nuevo calendario de entrega, una vez se supere la pandemia de la Covid-19.

A igual que las aerolíneas, la Covid-19 también ha golpeado las operaciones de fabricantes como Boeing, que en marzo suspendió por dos semanas los trabajos en sus plantas ante la aparición de docenas de casos de la enfermedad, entre sus empleados.

La pandemia también está haciendo estragos en la lista de pedidos de nuevas aeronaves, ya que hasta mayo había recibido 60 cancelaciones por parte de las aerolíneas.

Edición Impresa