SECTOR PRODUCTIVO

Cuarentena frenó el ritmo de la construcción

Cuarentena frenó el ritmo de la construcción
Entre octubre y noviembre de 2020 el área de los proyectos en construcción aumentó 80%, aunque en el combinado de los 11 meses arrojó una reducción del 62.7% debido a la pandemia respiratoria del coronavirus. Archivo


Antes de la cuarentena total que decretó el Gobierno entre el 4 y el 14 de enero, debido al incremento en el número de casos positivos de Covid-19, el sector de la construcción había logrado reactivar el 40% de los contratos suspendidos.

Se trata de unos 14 mil contratos activados entre inicio de septiembre y diciembre de 2020, de un total de 32 mil que estaban suspendidos a raíz de la pandemia respiratoria del coronavirus.

Jorge Lara, presidente de la Cámara Panameña de la Construcción (Capac), comentó que el sector había tomado fuerza en los últimos dos meses de 2020, pero la cuarentena actual, impuesta a inicios de este año, ha puesto un freno a esa tendencia.

“Pese al entorno actual, el sector de la construcción se mantiene optimista, hay demanda y podemos generar empleos”.

Jorge Lara, presidente de Capac.

De acuerdo con la Contraloría General de la República, el área de construcción hasta el mes de noviembre pasado fue de 727 mil 111 metros cuadrados, lo que representó una caída del 62.7% en comparación con igual periodo de tiempo de 2019.

En cuanto al monto de inversión, este había caído 57.3%, hasta los 458 millones de dólares. Después de experimentar estos duros retrocesos por la parálisis económica que ha vivido el país, el sector empezaba a tomar ritmo a finales de 2020.

El presidente de la Capac estima que los datos completos de 2020 arrojarán una leve mejora respecto a los valores publicados por el Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC) de la Contraloría General.

Motor económico

462 mil metros cuadrados del área de construcción hasta el mes de noviembre correspondía al segmento residencial, por un total de 249 millones de dólares.

800 proyectos habían reactivado su construcción hasta octubre pasado, luego de permanecer paralizado desde marzo de 2020 a raíz de la pandemia respiratoria.

$180 es el tope que establece la ley de intereses preferenciales, luego que el Gobierno lo aumentará desde los $120 mil.

“El sector venía con un buen empuje y eso quedará demostrado en las cifras del mes de diciembre, pero ahora todo está detenido de nuevo”, comentó.

En el desglose mensual de la actividad durante el año pasado se observa que el área de construcción en noviembre fue de 74 mil 742 metros cuadrados, lo que representó un incremento del 80% en comparación con los números del mes anterior.

Para Lara, la caída hasta noviembre era de esperarse, luego de una paralización de seis meses, y una recuperación gradual en el número de proyectos y el personal.

Por el momento, la Capac no tiene una proyección respecto a su desempeño para 2021, pero el sector se mantiene optimista ante la demanda de obras residenciales, tal como quedó demostrado en la última feria que realizó el gremio, comentó Lara.

En la feria Capac Expo Hábitat, que por razones obvias se realizó de forma virtual, se realizaron transacciones por más de 100 millones de dólares, superando la meta de 40 millones de dólares establecida por la comisión organizadora. Durante el evento se comercializaron 230 proyectos de viviendas con lo cual se logró cerrar la venta de mil 600 propiedades, 600 más de las que se habían proyectado.

Para el presidente de Capac, el bono que entrega el Ministerio de Vivienda, la ley de interés preferencial y la nueva norma sobre el arrendamiento financiero de bienes inmuebles permitirá al sector recuperar parte del terreno perdido durante la pandemia respiratoria del coronavirus.