Entrevista

Digitalización y concienciación, efectos de la pandemia en seguros

Digitalización y concienciación, efectos de la pandemia en seguros
Moira Romero, CEO de la subregión de América Central y República Dominicana de Mapfre. Cortesía

En 2020 a todos nos tomó por sorpresa la llegada del nuevo coronavirus, un fenómeno que cambió desde la manera de trabajar y relacionarse hasta los hábitos de consumo.

Estos cambios inciden directamente en el desempeño de los negocios y la industria de los seguros no es una excepción. Algunas de las transformaciones empujadas por la pandemia probablemente se queden cuando se haya terminado de vencer al virus.

En una entrevista concedida a este diario, Moira Romero, CEO de la subregión de América Central y República Dominicana de la aseguradora Mapfre, se refiere, por ejemplo, a la mayor digitalización y a una mayor concienciación sobre la importancia del seguro como algunos de los efectos que dejará la pandemia.

En lo que se refiere a la tecnología, destaca por ejemplo el uso de la telemedicina. “Antes de la pandemia, mucha gente era escéptica y no nos imaginábamos ver a un médico por la pantalla del celular”, comentó. Pero con la pandemia, la telemedicina ha permitido un contacto directo entre el paciente y el médico, que aunque no puede reemplazar completamente el trato presencial, sí puede permitir hacer una atención primaria para encaminar al paciente hacia su mejor solución.

Otro cambio que tiene que ver con la tecnología es una mayor disposición a los pagos digitales en todos los protagonistas de la cadena, desde el cliente hasta el proveedor o los corredores de seguros. Con la pandemia y el mayor uso de canales digitales de pago, se ha ganado confianza en los mismos, señala Romero.

Indicador del mercado potencial

En su último informe sobre el sector asegurador latinoamericano, que elabora la Fundación Mapfre y data de 2019, se identificó que la brecha de protección de seguros de Panamá era $3,699 millones. El indicador mide la diferencia entre la cobertura de seguros que es económicamente necesaria y beneficiosa para la sociedad y la cantidad de dicha cobertura efectivamente adquirida.

“El aprendizaje en digitalización ha sido enorme. Para nosotros, pero también para el cliente. Muchas veces las soluciones ya estaban ahí y fue la pandemia la que maximizó su utilización y hoy no piensas volver atrás”, sostiene Romero.

También reconoce la ejecutiva que con la pandemia las personas han tomado mayor conciencia de la importancia de los seguros de salud. En general, dice, en los mercados de América Latina “nos preocupamos más por proteger nuestros bienes”, mientras que se tiene la sensación, especialmente entre los más jóvenes, de que la salud es inagotable. En este sentido, la pandemia “nos abrió los ojos” y concientizó sobre la importancia de tener un seguro de salud para enfrentar eventuales acontecimientos.

No obstante, uno de los principales obstáculos de acceso de la población a los seguros de salud es el precio de las pólizas. Romero reconoce que los seguros de salud no son baratos, pero también defiende que los precios tampoco son excesivos. Dijo que la percepción de costo puede variar dependiendo de qué tan prioritario una persona considere el seguro.

En este sentido, uno de los desafíos más importantes para toda la industria tiene que ver con la inflación de los servicios sanitarios, que se ha incrementado en medio de la pandemia.

Moira dijo que están en permanente comunicación con los proveedores, “vigilando constantemente las desviaciones” para que esta situación no pase de algo coyuntural a algo permanente y así evitar que el seguro se convierta en algo que nadie pueda pagar.

La gerente de la aseguradora para la región señala que están tratando caso a caso con las cuentas de seguros colectivos de salud. Se analiza la siniestralidad de la cuenta y no se aplica una solución de aumentos para todas las pólizas, comentó.

Aunque el caso de pandemia es una de las exclusiones que permitirían a las aseguradoras no cubrir los gastos de salud vinculados a la Covid-19, las compañías decidieron cubrirlo.

Solo en Panamá, según las últimas cifras de la Asociación Panameña de Aseguradores, los reclamos de salud por Covid-19 sumaban $34.4 millones hasta el pasado 24 de junio.

Consultada sobre si se va a mantener esta política o no en el tiempo, Romero dijo que esto dependerá de muchas variables, como por ejemplo la evolución de los costos. Puso como ejemplo de que a una enfermedad como el sida se le tenía mucho temor y hoy en día la cubren los seguros. Sobre el Covid-19, dijo que averturarse actualmente sobre lo que sucederá “sería irresponsable”.

La pandemia provocó, en términos generales, una disminución de los siniestros pagados por las aseguradoras, que compensó la menor facturación en primas.

Para la operación que dirige Romero en Mapfre, la compañía “cumplió los resultados”, con $980 millones en primas y un resultado después de impuestos de $64 millones en 2020.

Romero destacó que ha sido en la primera parte de este 2021 cuando más afectación ha habido por la pandemia. Aunque la pandemia se declarara en 2020, la ejecutiva señaló que en 2021 han tenido más clientes asegurados afectados por Covid-19 que en 2020.

La mayor siniestralidad en vida y gastos médicos provocó que el resultado del primer trimestre de 2021, de $7 millones, fuera inferior a lo previsto.

No obstante, para la segunda mitad del año se espera que cambie la situación, de la mano de un mayor avance de los programas de vacunación en los países de la región, lo que debe hacer que disminuya el efecto de la Covid-19 en la salud de las personas y aumente la actividad económica.

“En el momento que la cobertura de vacunas es mayor, deberían retomarse las industrias y empezar a acelerarse el aparato productivo y eso debería tener como consecuencia un aumento en los ingresos por contratación de primas. Esa esperanza la tenemos. El augurio para todos los mercados es que el segundo semestre va a ser mejor”, aseguró.



Edición Impresa