LISTA DE PARAÍSOS FISCALES

El objetivo común es la transparencia fiscal: Unión Europea

El objetivo común es la transparencia fiscal: Unión Europea
Chris Hoornaert, embajador de la Unión Europea en nuestro país. Raúl Valdés

El embajador de la Unión Europea (UE) en Panamá, Chris Hoornaert, profundiza el alcance de la decisión de esa entidad en esta semana, de incluir a Panamá en la lista de países no cooperantes con la transparencia fiscal. Y valora, además, las repercusiones del Brexit para el Reino Unido, la tarjeta migratoria europea y el cambio de posición de España respecto de Juan Guaidó.

¿La decisión de la lista sobre qué recae?

Solo es sobre transparencia fiscal, nada que ver con blanqueo de capitales ni financiación al terrorismo. Es en el marco del Foro Global, que son más de 100 países inscritos y en el que todos expresan su deseo de cooperar juntos e intercambiar información, y hacen acuerdos bilaterales para decir por ejemplo cuáles impuestos deben pagar acá mis empresas y personas, y cuáles las que están afuera pero que quizás no lo hacen porque reciben ayuda de otros países y el interés allá es el de no pagar. Si un país dice que no quiere [fijar] impuestos, no tiene problemas porque esa es su decisión como nación. ¿Pero cómo hará para sobrevivir? ¿Tengo mucho petróleo y eso es suficiente para mí como Estado para pagar mis obligaciones?. Tal vez sea suficiente ahora, [pero] quizás no para el futuro.

“Estamos haciendo lo mismo en nuestros países, pero para nosotros no hay listas porque tenemos nuestra propia legislación, y la Comisión Europea monitorea los países”.


¿Qué aspectos incumple Panamá teniendo en cuenta que algunos funcionarios han dicho que no se han hecho evaluaciones?

Los aspectos estaban evaluados por el Foro Global. Algunos de esos indicadores son conocidos por Panamá y no estaban en orden en noviembre, y necesitan un plan de ejecución y una nueva revisión algunos meses después. (…) [Pero] no están en orden, y por eso también es el plan con el Foro Global.

En nuestra legislación, nosotros somos coherentes porque la mayoría de los países miembros de la Unión Europea son a su vez miembros del Foro Global, y muchos de ellos del Grupo de Acción Financiera (GAFI). Es coherencia nuestra que si actuamos según todo lo dispuesto en nuestra legislación, vamos a decir que si hay un problema afuera, tendremos nosotros un problema también. Es por eso que no hay evaluación técnica suplementaria, porque no es una necesidad, sería duplicar el trabajo.

¿Cómo puede Panamá revertir esta decisión en corto plazo?

No es una cuestión de corto plazo porque algunas cosas están en las leyes y otras en la aplicación. Algunas veces se necesitan nuevas leyes, y para eso se ha hecho un plan de acción. La cooperación es muy buena entre Panamá y la Unión Europea: los técnicos se comunican, hubo contactos en noviembre en París, y se han encontrado hace unas semanas, y hay intercambio de información. Estamos contentos con la voluntad del nuevo gobierno de decir que no quieren entrar en listas y que van a hacer lo necesario.

Pero eso requiere tiempo. Por ejemplo: hay una ley aprobada —de protección de datos— pero entrará en rigor en 2021, y por lo tanto Panamá puede decir “Hemos hecho mucho”. Sí, claro, toda la preparación de una ley, aceptarla, publicarla en la Gaceta Oficial… Pero la aplicación solamente empieza en 2021. Es como un estudiante que dice “Voy a seguir los cursos, voy a estudiar, pero no quiero finalizar mis exámenes en este año y los haré en el próximo, pero quiero mi certificado porque he estudiado mucho y he seguido todos los cursos”. Pues no es así, porque tiene que presentar un examen. Y cuando constatemos que lo conoce todo, pues estará bien. Luego no podemos decir que el sistema que tiene ya una ley, brinda resultados, pues así no opera.

Estados Unidos emitió el año pasado un comunicado en el que da a entender que son irrelevantes estas listas de la UE.

Pero los Estados Unidos están acá [en GAFI] y acá [en OCDE]. Para ellos es muy importante que no haya terrorismo. Tal vez pueden utilizar otras medidas para llegar a esos objetivos. [Sin embargo] Estados Unidos aplica medidas extraterritoriales que no son aceptables en el mundo, como en el caso de Cuba o de Irán. Si una empresa europea ejerce en Irán con todas las reglas internacionales y europeas normales, pero no le gusta a los Estados Unidos que haga eso, ellos dicen: “Vamos a castigar a esa empresa que hace comercio con Irán”.

Pero nosotros en ese caso podemos hacerlo porque no hay ninguna resolución de seguridad ni de nuestra regulación. Ellos utilizan otras medidas.

Tras la decisión de esta semana, ¿de qué manera la UE pueda acompañar a Panamá en sus propósitos de transparencia fiscal?

Primero, vamos a continuar haciendo lo de siempre: estar en contacto con las autoridades. Y segundo, vamos a explicar que lo que hacemos no es una cosa contra Panamá. No. Es contra todos los que utilizan sistemas por fuera de la transparencia. Es pedir que todos nosotros cooperemos más para atacar cosas que no pueden hacerse con el objetivo de blanqueo de capitales, de terrorismo o de evasión.

Tenemos que explicar que no es contra Panamá. Sí, estamos haciendo lo mismo en nuestros países, pero para nosotros no hay listas porque tenemos nuestra propia legislación, y la Comisión Europea monitorea Bélgica, Luxemburgo, España, Francia, y tenemos que cuidar las directrices que hemos aprobado todos juntos y con los mismos indicadores. Somos igual de rigurosos.

En la práctica, ¿cómo se resiente la relación de Panamá con la UE? ¿Esto entorpece los programas de inversión de países miembros de la UE?

Podría haber consecuencias si algunas empresas no quisieran hacer comercio, pues corren el riesgo de que en sus propios países les digan que no pueden actuar con tal banco o con tal empresa porque no está claro qué es lo que pasa, que no hay transparencia.

Es lo mismo: Panamá está haciendo un muy grande esfuerzo en el marco de las licitaciones públicas para obras públicas. Está discutiendo una nueva ley, que cuando sea aprobada les dará más seguridad jurídica a las empresas, y todo el proceso de licitación será más transparente y habrá menos posibilidades de corrupción. Algunos países no quieren ingresar a donde hay riesgo de corrupción, porque tienen un riesgo en su propio país, el cual les dice que eso no lo pueden hacer.

Las empresas dicen: he participado 10 veces en licitaciones, nunca he podido ganar, pero se sabe que mi producto es el mejor, mi precio es bueno, mi servicio es bueno, y sin embargo no gano. ¿Cómo se hace? Pues una cosa es lo que pasa sobre la mesa, y otra cosa lo que pasa debajo de la mesa. [Las empresas] van a decir: “No voy a participar porque tengo riesgo de multa en mi país”.

Promover Panamá como destino turístico no solo es cuestión de publicidad, sino también del manejo de la basura o del servicio del transporte en el aeropuerto, eso es lo que mejora la imagen del país.

Cuando Panamá dice: “Queremos estar en el futuro, ser un hub en algunos puntos”, queda claro que tiene que hacer el máximo esfuerzo para estar entre los mejores.

Hablemos del Brexit. ¿Habrá un efecto cascada en España con Cataluña?

No creo, porque lo que hemos visto es que la UE después de esto se ha vuelto más unida. Los otros 27 países hemos visto las ventajas de ser miembros de ese club. Y tenemos ahora que negociar con los británicos, que deberían saber más que nadie que ser miembros del club trae ventajas y obligaciones. No conocemos ahora todas las consecuencias, ni cuánto serán los aranceles de productos británicos que van a entrar en Europa, que es un mercado único. No pueden trabajar en algunos programas, como los de intercambios de estudiantes o de cooperación.

¿Cómo ven el cambio de posición asumido por España respecto de Juan Guaidó, que el año pasado lo reconocía como el presidente interino de Venezuela, y ahora señala que es el líder de la oposición?

No creo que el cambio sea tan grande. No he visto las declaraciones que usted plantea. He visto que Juan Guaidó fue a Madrid y habló con algunas personas y no con otras. Vemos también que hay españoles que van a Venezuela con ideas positivas de tratar de ayudar a encontrar soluciones. Lo que dice España no creo que varíe mucho lo que ha planteado antes.

En 2021 regirá un sistema digital migratorio en la UE. ¿Por qué incorpora a Latinoamérica?

‘Esa medida no solo está dirigida hacia este continente. El problema de la migración es constante. El mundo está cada vez más globalizado, y las razones de los viajes de las personas son varias. Pero hay un abuso de la migración, gente que tiene una visa de días o de meses y se queda. Esa medida busca facilitar los controles en las fronteras. Es un método de registro previo que es digital y sirve para ganar tiempo.

Es como nosotros en Estados Unidos donde necesitamos [llenar un formulario] ESTA. En Puerto Rico, hace unas semanas, siendo yo diplomático, me pidieron ESTA, que es una facilidad para pasar por las fronteras porque tiene mi nombre, mi lugar de nacimiento, mi lugar de residencia, y permite verificar que no se está en una lista de terroristas, etcétera. La decisión de la UE no cambia en nada el tiempo de la estadía ni el concepto de visa. Es para facilitar el paso.’

Edición Impresa