SERVICIO PÚBLICO

En julio se inicia regulación para facturación eléctrica

En julio se inicia regulación para facturación eléctrica
La ASEP hizo una consulta pública para modificar el reglamento de distribución de energía. Archivo

La Autoridad Nacional de los Servicios Públicos (ASEP) modificó la regulación para que las empresas de distribución Naturgy (Edemet y Edechi) y ENSA no facturen más de 31 días en un mes por el servicio de energía a los clientes.

La regulación, que regirá a partir de julio, fue aprobada luego de que la ASEP completara la consulta pública para modificar los artículos 85, 105 y 113 del Título IV del reglamento de distribución y comercialización del 17 de febrero de 2006.

Según los cambios, a todos los clientes se les deberá tomar la lectura de su medidor eléctrico mensualmente, o sea 12 veces en un periodo de 365 días o 366 días para los años bisiestos.

La regulación que estaba vigente permitía que las empresas facturaran hasta 32 días del consumo mensual de los clientes, es decir, se incluía un día adicional del mes anterior. Algunos clientes se quejaban de que con 32 día el monto a pagar por un mes era mayor porque se agregaba el consumo de un día de otro mes.

Con la modificación, para cada uno de los meses del año, las empresas distribuidoras deberán programar sus cronogramas para que en términos generales se les facture la cantidad de días que tiene el mes a facturar, y que en aquellos casos que por razones fuera del control de las empresas no se pueda realizar de esta forma debe asegurarse que a ninguno de sus clientes finales se les facture más de 31 días ni menos de 28 días, con excepción de aquellos clientes que se les haya instalado el medidor por primera vez.

El día de lectura, la persona encargada de leer el medidor dejará en la propiedad del cliente una constancia con el detalle de la misma. En los casos en los que el cliente lo solicite, esta información podrá ser enviada vía correo electrónico.

Como parte de la consulta pública, la Empresa de Distribución Eléctrica Metro-Oeste, S.A. Edemet, indicó en sus comentario que reducir la cantidad de días de lectura, que pueda tener un suministro en un mes, a un máximo de 31 días no es viable, porque de los 12 meses del año, 7 meses son de 31 días, por lo que aplicar esta propuesta provocará que la cantidad de días leídos, de dichos 7 meses, sea inferior a los 31 días.

Por su parte, ENSA opinó que se está limitando en un 25% la flexibilidad con la que cuentan las empresas distribuidoras en la actualidad para ajustar el calendario de lectura (al restringir la facturación mensual entre 28 y 31 días en lugar de que sean entre 28 y 32 días, que es como se tiene actualmente.

Las distribuidoras también habían solicitado considerar la opción de frecuencias menores en la toma de lectura (bimestral, trimestral u otras) en aquellas comunidades determinadas como zonas rurales, cuyo acceso es limitado, restringido o de difícil acceso. Sin embargo, esto no fue considerado por el regulador.

Edición Impresa