MARINA MERCANTE

Familiares de marinos piden a Trinidad y Tobago dar informe

Familiares de marinos piden a Trinidad y Tobago dar informe
Al buque Star Balboa, Trinidad y Tobago le está cobrando $11,700 por día por estar fondeado. Cortesía

El barco Star Balboa, con bandera panameña, continúa detenido con sus 17 tripulantes en Trinidad y Tobago, donde se les vincula con tres supuestos delitos: “tráfico ilícito de estupefacientes, tráfico de drogas y municiones, y trata de blanca”.

La embarcación y sus tripulantes, entre los cuales hay ocho panameños y tres nacionalizados, están detenidos desde el 3 de septiembre y hasta la fecha no se les ha podido encontrar nada, afirmó José Araúz, padre del oficial de la embarcación. “Se ha revisado todo el barco y si había algo ilícito ya lo debían de haber encontrado”, dijo Araúz, quien diariamente tiene comunicación con la tripulación.

Todos los familiares de los tripulantes se han unido para solicitar a las autoridades de Trinidad y Tobago se pronuncien. “Trinidad y Tobago no ha dicho nada desde el primer día”, señaló Araúz.

El director de Gente de Mar de la Autoridad Marítima de Panamá, Juan Maltéz confirmó que se planea una visita al lugar para conocer el estatus de los marinos luego de 43 días detenidos. Los familiares han enviado notas a la Defensoría del Pueblo y a la Oficina de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, porque aseguran que se han violado los derechos humanos de la tripulación del barco. Una de las principales quejas es que los marinos llegaron sanos y se contagiaron con la Covid-19 porque las autoridades trinitenses no siguieron los protocolos al abordar la embarcación. Tras los exámenes que aplicó el armador del buque, seis marinos resultaron positivos con el virus, sin embargo, no han recibido el tratamiento de salud.

Se ha pedido ayuda humanitaria para que se apliquen los medicamentos a los marinos afectados con la enfermedad del coronavirus, agregó Araúz.

Edición Impresa