GENERACIÓN

Gremio solar señala ‘decepción’ por el acuerdo NG Power

Gremio solar señala ‘decepción’ por el  acuerdo NG Power
En Panamá hay decenas de plantas solares pero muchas no tienen contrato de suministro por falta de licitaciones. Archivo

La Cámara Panameña de Energía Solar (Capes) expresó su “decepción y preocupación” tras conocerse la activación del proyecto de NG Power luego de un acuerdo con la empresa Generadora de Gatún.

A través de un comunicado enviado al secretario nacional de Energía, Jorge Rivera Staff, el gremio indica que ninguno de los cinco pilares de la Agenda de Transición 2020-2030 del Sector Eléctrico aprobados para Panamá se corresponden con esta decisión.

Señala que solo conocen los pocos detalles expresados en la nota de prensa oficial de la Presidencia de la República del 1 de junio o plan de desarrollo integral del sector eléctrico y “parece ser una decisión tomada contracorriente del esfuerzo para la transición energética hacia una matriz eléctrica limpia, porque el gas es contaminante”.

La Cámara Solar pregunta: ¿Exploraron alternativas factibles, técnica y financieramente, para obtener energía firme de fuentes renovables, si el propósito era sacar del mercado en 2023 las antiguas plantas térmicas? Añade que si el objetivo principal es una matriz más limpia y a la vez más confiable, Capes ha sugerido desde hace meses que haya licitaciones internacionales con varios participantes para obtener energía firme desde fuentes renovables con almacenamiento, porque la experiencia reciente en países vecinos indica que habrían ofertas competitivas al precio del contrato de NG Power, cumpliendo sus acuerdos con las distribuidoras.

Ello, agrega, tomaría menos tiempo que construir la planta de gas, como ventaja adicional, suponiendo que se resuelven los puntos de interconexión y la capacidad de transmisión. “Si se quiere, se puede. Y si no hay ofertas competitivas, como algunos alegan hoy, pues que sea el mercado que lo confirme, pero sin dudas del esfuerzo para tener una matriz eléctrica nacional limpia, confiable y suficiente, es decir, sin contaminación política”.

Edición Impresa