INVERSIÓN

Grupo empresarial antioqueño pone a aprueba plan piloto

Grupo empresarial antioqueño pone a aprueba plan piloto
El jueves se firmó un acuerdo con los miembros de la Fundación Unidos por Panamá para formalizar la propuesta de atención domiciliaria. Cortesía

Seguros Sura, Pozuelo, Alimentos Cárnicos, Argos Cementos, Banistmo y Celsia, agrupadas en la Fundación Unidos por Panamá, son las empresas del sector privado que lideran el plan piloto que se pondrá en marcha a partir del próximo lunes, cuando se instaure formalmente un programa de atención domiciliaria en el corregimiento de Juan Díaz, para frenar los casos de la Covid-19.

La fundación, formada por las empresas antioqueñas, firmó un acuerdo con el Ministerio de Salud (Minsa) que, de alguna manera, emula lo que ha hecho el sector privado en países como Colombia, donde ha tomado el control de algunos sectores con altas tasas de contagios, dotando a sus residentes de un kit de salud, compuesto por mascarillas, un oxímetro de pulso y termómetro para el seguimiento de los síntomas y un plan de educación para pacientes y familiares.

En el caso panameño, una vez entregado el equipo, el personal médico inicia el seguimiento virtual diario en la que se realizaría la medición periódica de los niveles de saturación de oxígeno en la sangre, corrección postural y terapia respiratoria durante todas las etapas de la enfermedad.

Condiciones de viviendas

El modelo considera también el uso de hoteles hospitales a través del Minsa para remitir a aquellos pacientes que vivan en condiciones de hacinamiento, lo cual se validará una vez se entregue el equipo médico de primera necesidad.

En caso de que un paciente presente una condición fuera de parámetros normales, el programa cuenta con un protocolo de visita presencial de un equipo de respuesta rápida para hacer una evaluación médica en la residencia y, de requerirse, se iniciaría tratamiento con oxígeno, supervisado por un médico, a fin de controlar la enfermedad y su severidad.

El modelo de atención en casa inicia a través de una llamada por parte del personal del programa a los pacientes positivos con la Covid-19 que han sido registrados inicialmente en hospitales y centros de salud del corregimiento de Juan Díaz.

La fundación es responsable de la conceptualización, estructuración, implementación del plan piloto y financiamiento del programa. La idea es que el Minsa se apropie del modelo y, tras la evaluación del piloto de tres meses, continúe su ejecución para replicarlo en otras áreas del país.

El exministro de Salud y miembro del Consejo Consultivo de Salud Camilo Alleyne indicó que la iniciativa arrancará el día lunes, con 30 pacientes.

“Dependiendo de cómo se avance, se podría llevar a otros corregimientos donde hay un elevado número de casos, como Tocumen”, puntualizó Alleyne.

Estadísticas del Minsa señalan que corregimientos, como como Tocumen, Pacora y 24 de Diciembre en Panamá, son actualmente el epicentro de la pandemia.

Al plan de la Fundación Unidos por Panamá se asocia la Cámara de Comercio, Industria y Agricultura de Panamá, que será un brazo ejecutor en la entrega de bolsas de alimentos a los pacientes positivos con la Covid-19, atendidos por el programa de atención domiciliaria.

En el proyecto piloto se estima que se atenderá, por tres meses simultáneamente –sin costo alguno– hasta 500 pacientes la Covid-19 en el corregimiento de Juan Díaz, ayudando a la recuperación de alrededor de 3,800 personas en este periodo.

Juan Díaz es el corregimiento más poblado de la provincia de Panamá, con unos 100 mil habitantes.

Lo que se busca es intervenir directamente en la disminución de tres indicadores fundamentales para el control de la pandemia: la hospitalización de pacientes positivos con el coronavirus; el ingreso a unidades de cuidados intensivos y la mortalidad.

Alleyne detalló que el Gobierno no está aportando recursos en este plan piloto, pero, a través del Minsa, vigilará cómo avanza la atención entre los pacientes del corregimiento.

Edición Impresa