PUERTOS PRIVADOS

Impulsan modificar el reglamento de practicaje

Impulsan modificar el reglamento de practicaje
El practicaje se ejerce para el atraque y desatraque en los puertos. Archivo

En medio de la pandemia, las cinco empresas que ofrecen los servicios de practicaje en los puertos privados, en conjunto con la Dirección General de Gente de Mar de la Autoridad Marítima de Panamá (AMP), promueven modificaciones al reglamento de practicaje.

Este reglamento regula el servicio de practicaje que se presta a las embarcaciones que navegan en aguas jurisdiccionales de la República de Panamá o que atracan en los puertos que operan en el Atlántico y el Pacífico. En el caso del Canal, esta entidad cuenta con su propio servicio de practicaje y reglamento para la navegación.

El practicaje lo ofrecen los prácticos que actúan como asesores en aguas peligrosas o de mucho tráfico, ya que el capitán continúa al mando del buque. El practicaje se ejerce para el atraque y desatraque en los puertos de Colón (MIT, CCT y Cristóbal), en Balboa y PSA, en las terminales de Petroterminal en Puerto Armuelles y Chiriquí Grande, entre otros.

Las modificaciones al reglamento de practicaje las proponen las empresas Punta Rincón Bay Pilot, Las Minas Pilot, S.A., Caribbean Pilot, Pilsemar, S.A. y Panamá Pilots Services, Corp., según aparece en una carta a la cual tuvo acceso este diario. La propuesta es una solicitud hecha al director de Gente de Mar de la AMP, Juan Maltéz, quien es ingeniero náutico y ha ejercido como práctico.

Uno de los principales cambios es aumentar de uno a tres los representantes de las empresas de practicaje en el Comité Asesor de Practicaje. Actualmente, este Comité está integrado por siete miembros: el director de Gente de Mar, el director de Puertos, el director de Asesoría Jurídica de la AMP, un representante de la Asociación de Prácticos de la República de Panamá, un representante de las organizaciones de prácticos reconocidas por la AMP, un representante de la Cámara Marítima de Panamá y un representante de los puertos privados.

De ser aprobada la propuesta, las organizaciones de prácticos tendrían casi el control, ya que con un voto adicional que sumen de los otros cuatro integrantes, tendrían la mayoría para aprobar cualquier decisión. Uno de los temores de la industria marítima es que esta modificación lleve a un alza de las tarifas de practicaje, con lo cual se le restaría competitividad a lo servicios de los puertos panameños.

Entre sus funciones el Comité Asesor también evalúa las posibles causas de los accidentes de practicaje ocurridos dentro de las aguas jurisdiccionales en el ejercicio del servicio de practicaje, en miras de determinar las posibles faltas administrativas ocurridas. Igualmente, entre sus funciones el Comité se encarga de recomendar a la AMP el número mínimo de prácticos en cada recinto portuario, según la demanda; y sugerir el mínimo de remolcadores a utilizar en el servicio de practicaje, entre otros.

Edición Impresa