Enfoque Gerencial

La moda se viste de verde

La moda se viste de verde
Muchas marcas de ropa comienzan a incorporar prácticas amigables con el medio ambiente en la manufactura de sus prendas de vestir. Imagen de Louropel en Pixabay

La reputación de una marca está cada vez más vinculada a su compromiso con el medio ambiente y su ruta para alcanzar la sostenibilidad de sus procesos y sus productos. La economía circular alcanzó a la industria de la moda en una vertiginosa escalada que no tiene vuelta atrás, algo que han comprendido marcas como Nike, GAP, Inditex, H&M, Adidas y Salvatorre Ferragamo; entre otras.

La moda es la segunda industria más contaminante del planeta, responsable del 20% de la contaminación del agua y el 10% emisión de gases invernadero.

Marcas pioneras como Patagonia, North Face, Columbia, Ecoalf o Timberland han marcado la pauta en los últimos años generando un movimiento que está impulsando un cambio profundo en la industria y que los consumidores cada vez más están favoreciendo. Por ello quisiera compartir en las próximas dos entregas de esta columna algunos casos que están redefiniendo esta industria.

North Face tiene la sostenibilidad en su ADN y entre sus recientes proyectos destaca su colección The Bottle Spurce Colection, una edición limitada de camisetas confeccionadas con 18 mil kilogramos de botellas de plástico recogidas de los Alpes. También lanzó su visión exploration without compromise, centrada en la sostenibilidad y que describe los compromisos que implementará la compañía en los próximos años.

El primer compromiso describe que el 100 % de los materiales utilizados para la ropa de The North Face serán reciclados, regenerativos o renovables para el año 2025, mientras que para en 2023, el 100 % del poliester de la marca y el 80 % de sus telas de nylon serán fabricadas con contenido reciclado. La compañía tiene como objetivo escalar en términos de circularidad con tres iniciativas específicas diseñadas para ayudar a combatir el desperdicio y extender la vida útil del producto, incluyendo su programa Renewed Collection, que será una colección de prendas completamente circulares.

La historia de la marca Patagonia también es espectacular y es una de las marcas pioneras de moda sostenible. Hoy su ropa utiliza materias primas 100% reciclables y las prendas también lo son, porque la empresa recoge sus prendas y las transforma en otras. También realiza reparaciones de ropa usada en sus tiendas. En 2015 realizaron un total de 50.000 arreglos y desde 2005 ya han reciclado 27 toneladas de ropa. Su compromiso con el medioambiente es tal que donan el 1% de sus beneficios a pequeñas asociaciones que luchan por preservar las condiciones del suelo, el agua y el aire.

La mayoría de los consumidores de la Generación Z no ven ningún estigma en la compra de artículos usados, y el 40% ya lo hizo. De esta forma, se espera que el mercado de reventa aumente de 32 mil millones de dólares este año a 51 mil millones para 2023, según una investigación de GlobalData Retail. La próxima semana compartiré casos de la ruta que están transitando empresas como Nike, Walmart, Inditex y otras marcas en este camino hacia una economía circular.

El autor es consultor en comunicación estratégica

Edición Impresa