GENERACIONES

La lección de hacer negocios con la familia

La lección de hacer negocios con la familia
La lección de hacer negocios con la familia

Padres e hijos de tres grupos empresariales participaron ayer en la conferencia “Empresas familiares”, organizada por la escuela de gerencia IESA, tras cumplir 10 años de operaciones.

Stanley Motta, junto a su hijo Carlos Alberto, de Grupo Motta; Miguel Aued, al lado de su hija Gaby, al frente de Tecnasa; y Alberto y Diego Vallarino, de Grupo Verde Azul, revelaron sus recetas y experiencias en el proceso de incorporación a los negocios.

Ante una audiencia de varias decenas de personas, los empresarios intercambiaron opiniones sobre la importancia del emprendimiento de las generaciones en las familias empresarias, y cómo esto influye en la permanencia de las compañías.

Stanley Motta dijo que lo más importante es que un familiar quiera, de verdad, entrar a la organización, en lugar de pensar que da ese paso porque es más fácil o porque le dará prestigio.

Su hijo, por su lado, está convencido de que es vital incorporarse a la organización familiar con el firme propósito de querer ser exitoso.

Gaby Aued entró a Tecnasa recién salida de la universidad. El compromiso vino luego de que Tecnasa compró NCR Corporation.

En ese momento pensó estar allí por tres meses, pero se mantuvo hasta convertirse en gerente.

Su padre recordó que Tecnasa fue creada entre cuatro socios, con un capital semilla de 6 mil dólares para dar servicios a Intercomsa, empresa de servicios satelitales. Esto sucedió justo cuando comenzaba la revolución tecnológica. Ahora, Tecnasa opera en varios países de la región.

Parte del éxito fue la inclusión de talento joven que ha ayudado en el empuje y crecimiento del negocio.

Alberto Vallarino, del grupo Verde Azul, reconoció que la empresa familiar la veía como un tema conflictivo por experiencias internas. Por ello es más partidario del concepto de family office, que es una figura que administra el patrimonio del grupo y la planificación del mismo. “Es lo mejor cuando tienes hijos que quieren estar y otros que no están”.

Su hijo Diego señaló que en estos momentos están en el proceso de transición de la empresa, de la primera a la segunda generación, basado en meritocracia.

En el evento estuvo Jorge Arosemena, presidente ejecutivo de la Ciudad del Saber, quien destacó el papel de IESA en la formación de líderes empresariales.

Gustavo Roosen, presidente de IESA, dijo que el 66% de la actividad económica del mundo proviene de empresas familiares.

Edición Impresa