FINANZAS PERSONALES

Otra manera de protegerse del dólar



Los lectores de mi columna saben mi posición acerca del dólar: el mismo colapsará en valor debido a las políticas económicas irresponsables del Gobierno estadounidense y su banco central.

Ante esta situación siempre he recomendado que diversifique sus ahorros e inversiones a otras monedas y a activos reales como oro, agricultura y commodities.

Ahora bien, hay muchas personas, que por varias razones, no pueden implementar esta estrategia.

A veces la gente no tiene suficientes ahorros. A veces no saben ni dónde ni cómo comprar divisas y commodities.

Y, a veces, simplemente les da miedo a las personas hacer algo que nunca han hecho antes.

Hoy quisiera recomendarles otra forma de protegerse de la devaluación del dólar.

Lo bueno de esta estrategia es que todo el mundo la puede implementar ya que no involucra sumas importantes de dinero, no requiere de conocimiento de inversiones y, más importante, no tiene riesgo: repagar sus deudas lo antes posible.

Para entender cómo el repago de nuestras deudas nos protegerá, primero tenemos que entender que Estados Unidos (EU) está inundando su economía con dinero con el fin de “revitalizarla”.

Esto no funcionará y lo único que lograrán con la inflación de su moneda es que haya más dinero compitiendo para comprar la misma cantidad de bienes (comida, gasolina, etc.).

Y esto causará que el precio de todo suba. Y al subir la inflación en el país, los inversionistas que prestan dinero a EU empezarán a exigir un mayor rendimiento en los bonos del tesoro para compensarles por la pérdida de poder adquisitivo de los pagos (intereses y capital) que recibirán en el futuro.

Esto no ha pasado todavía porque la gente no se ha dado cuenta que la real tasa de inflación en EU es mucho mayor de lo que el Gobierno reporta (dicen que la inflación es 1.1% anualmente, cuando la realidad es más cerca a 8%).

Pero tarde o temprano los compradores de bonos se darán cuenta de esto y el rendimiento de los mismos tendrá que subir a un nivel que les compensa por el uso de su dinero más la inflación.

Y al subir las tasas en EU, las tasas en Panamá subirán. Esto significa que la letra mensual de los préstamos aumentará. Por ejemplo, si usted tiene una hipoteca de $150 mil (6% de interés, a 30 años), su letra mensual es de $907.

Sin embargo, si la tasa sube a 12%, su letra mensual sería de $1,562.

Esto representa un aumento de $655, lo cual sería devastador para las finanzas de muchas familias panameñas.

Nota: ¡para los que piensan que esto jamás pasaría, les comento que durante la década de 1970 a 1980 EU enfrentó una situación similar y el banco central tuvo que subir los intereses a 20% para salvar al dólar!

Todos podemos hacer un esfuerzo especial para repagar nuestros préstamos. Si no lo ha hecho, recomiendo que lo haga lo antes posible. ¡De esta forma no solo estará protegiéndose de la devaluación del dólar, sino también estará ahorrándose un montón de dinero en intereses!